unicred

Día del cooperativismo: Encontrarnos en la unidad

Columna de Opinión.

Muchos compañeros, trabajadores autogestionados, nos volvemos a encontrar hoy en los distintos festejos por el Día Internacional del cooperativismo. Todos sabemos que estamos enfrentado una situación socio económica compleja, tal vez de las peores que hemos vivido desde el regreso de la democracia. Y que es transversal a todos nosotros, no importa en qué sector de trabajo, ya sea del servicio o de la producción nos encontremos. A medida que avanza el programa del gobierno, nos vemos cada vez más obligados a ponernos de acuerdo en las cuestiones fundamentales que hacen a las necesidades de nuestro sector, más allá de los matices que tengamos las distintas organizaciones en cuanto a la visión de la autogestión o a lo que debe ser el cooperativismo de trabajo.

Estamos hablando de cuestiones de mínimo acuerdo, como definir cuáles son las leyes que necesitamos con mayor urgencia, o las demandas que hacen a los derechos de trabajo cooperativo, que ante la situación que estamos atravesando se ven incluso más vulnerados que antes. El desafío del cooperativismo de trabajo para poder encontrarnos en la unidad, es sentarnos en una mesa común que nos permita abrir debates que partiendo de nuestras coincidencias, permitan dirimir las diferencias y a partir de los acuerdos posibles, impulsar propuestas concretas.

Vamos a festejar el Día Internacional del cooperativismo, un día que nos une con todos los cooperativistas del mundo, por sus principios y valores comunes; más allá del tipo de cooperativa a la que pertenezcan. Esta concepción fraterna es la que tenemos que tomar de ejemplo en el cooperativismo de trabajo, para poder construir una visión común como sector autogestionado, que nos permita alcanzar una agenda que nos represente en conjunto. Apoyándonos en los principios de la participación democrática y de la cooperación y ayuda mutua.

Nada garantiza que la crisis económica sea motivo suficiente, ni aun sabiendo que muchas de las experiencias de trabajo que conocemos estén cada día más cerca de una situación de cierre. Pero si es motivo suficiente para encontrarnos ante la obligación de intentarlo. Escucharnos, respetarnos y buscar una y otra vez, ponernos de acuerdo en la mayor unidad del sector autogestionado que sea posible.