Vitivinícolas firmaron acuerdo con el Ejecutivo para evitar abusos en los precios

(Ansol).- «Nos parece bien, estamos colaborando y somos parte ya de la información desde antes de que se firme el acuerdo», aseguró a esta agencia Juan Ángel Rodríguez, gerente general de la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Asociadas (Fecovita), una de las entidades que ayer firmó el acuerdo con la Primera Mandataria.

Según fuentes oficiales, la Presidenta rubricó «convenios de colaboración con el fin de evitar potenciales conductas oligopólicas y establecer precios de referencia para proteger también el interés económico de los consumidores».

Asimismo, se suscribió un acuerdo de colaboración para la implementación de un fondo de financiamiento de la cadena de valor vitivinícola.

Al respecto, Rodríguez destacó que el interés de la federación es que se retribuya el trabajo en cada uno de los productores.

«Debemos tratar de remunerar de la mejor forma posible el trabajo de los asociados que son productores. En función de eso se hacen todas las acciones en conjunto», enfatizó el gerente de Fecovita.

El acuerdo se trabó ayer por la tarde en la residencia presidencial de Olivos y por parte de Fecovita participó su presidente, Eduardo Sancho; en tanto que también estuvieron presentes los vicepresidentes del Instituto Nacional de Vitivinicultura y de la Corporación Vitivinícola Argentina de la provincia de San Juan, Héctor Voena y Ángel Leotta, respectivamente; la presidenta de Coviar, Hilda Wilthelm de Vaieretti; el director ejecutivo del Fondo Vitivinícola de Mendoza, Sergio Villanueva; el gerente Bodegas Chandon y presidente de Bodegas de Argentina, Ángel Vespa; el gerente de la Cámara de Exportadores de Mosto, Sergio Colombo; y Daniel Rodríguez, de la Asociación de Viñateros de Mendoza.

También participaron autoridades nacionales y provinciales.

El año que pasó

Por otra parte, Rodríguez advirtió en 2014 el sector cooperativo perdió volumen de ventas «tanto en el mercado interno como en el externo» y que esto último fue consecuencia «por la superproducción que ha obtenido España gracias a su cosecha anterior».

«La federación está tratando de mantener (el volumen), para lo cual se ha resignado precio», concluyó.