Una Ley de Humedales para un futuro inclusivo, con la economía social y popular juntas

Por Ramiro Martínez

Presidente de Conarcoop

22 de Septiembre de 2022, CABA (Ansol). –Estamos ante un cambio mundial, un cambio de la concepción del medio ambiente. Y en ese sentido, es fundamental que se de tratamiento al proyecto de ley para la protección y el uso racional de Humedales. Es por eso que desde la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados Ltda. (Conarcoop) apoyamos el pedido de que se avance en un el tratamiento y tenga votación en la Cámara de Diputados de la Nación.

Esto no significa que desde Conarcoop no entendamos las dificultades que plantean otras federaciones en relación a la Ley de Humedales, que no quieren este proyecto porque consideran que viola las autonomías y jurisdicciones provinciales, y sostienen que se necesita un estudio previo que demuestre los daños que se pretenden remediar.

Pero lo cierto es que desde el punto de vista ambiental no hay ninguna discusión de que los humedales que se han rellenado en la historia han afectado al clima, han afectado a las comunidades residentes históricas y, la verdad, eso se ha dado no solo en la ruralidad sino también en las zonas de grandes urbes.

Una Ley de Humedales para un futuro inclusivo, con la economía social y popular juntas

Entendemos que es fundamental hablar sobre los hábitos de consumo y poner en discusión eso de que «se afectan los sistemas productivos». El caso de las cooperativas de gestión de residuos es un ejemplo de trabajo sin afectar el clima: involucran casi 200.000 compañeros y compañeras de todo el país y son un aporte al cuidado ambiental que busca la Ley de Humedales.

Además, dentro de Conarcoop también tenemos Federaciones que se han visto afectadas por diferentes cuestiones de renovación tecnológica, como puede ser la Red Gráfica Cooperativa. Es cierto que con la revolución tecnológica, con el incentivo de las oficinas al bajo uso de papel, todos sus compañeros se han visto afectados. Pero entendieron que la comunidad mundial ha comprendido que la tala de bosques genera un impacto ambiental que es negativo, y por eso están en un proceso de reconversión tecnológica, lo que significa también una oportunidad de reconversión productiva.

Por último, podemos entender el debate jurídico de la de la autonomía o la cuestión jurisdiccional de provincias o municipios. Pero ese es el mismo debate que existe hoy con respecto a la a la gestión de residuos y el traslado de residuos.

Desde el cooperativismo, para nosotros, es fundamental hablar de la sostenibilidad, es decir, el cuidado del ambiente en el que residimos, pero incluyendo también a la a los sectores de las poblaciones locales. Nosotros no pensamos en excluir a compañeros, sino incluirlos en pensar un sistema ambientalmente sano y productivo. Nosotros siempre vamos a pensar que la salida de todo este proceso es colectiva, que el futuro va a ser inclusivo, pero siempre construyéndolo con la economía social y popular juntas.