unicred

Un nuevo programa para la autogestión

Columna de opinión.

Por Hugo Cabrera

Presidente de la Federación de Cooperativas Autogestionadas de Buenos Aires para Otra Economía

A fines de septiembre, trabajadores y trabajadoras autogestionadas de todo el país y distintas partes del mundo nos encontramos en Rosario en el IX Encuentro Internacional de la Economía de los Trabajadores. En un momento políticamente determinante para la Argentina y toda Latinoamérica en su conjunto regional, es más importante que nunca hacernos cargo desde la autogestión y parte del campo popular, de la autocrítica que nos toca y de los desafíos que seguimos teniendo por delante.

La necesidad de unidad se comprende ahora mucho mejor a partir de los condicionamientos que sufrimos, y seguramente la realidad se presente después de las elecciones en peores circunstancias sino somos capaces de unirnos para dar las peleas por las cuestiones transversales a nuestros problemas que nos interpelan con mayor urgencia y a todos por igual. La responsabilidad nos obliga a poder ver esta crisis como una oportunidad para ponernos de acuerdo otra vez como ya lo hicimos muchas veces en el pasado. Pero esta vez saber comprometernos mucho más con las acciones y los resultados.

Estamos ante un escenario en el que no podemos seguir estando al margen de cualquier programa de Desarrollo Estratégico para nuestro país. Esta idea se tiene que ver plasmada en la estructura ministerial del poder ejecutivo. No hay otra manera de inclusión posible. Todo esto va de la mano de la creación de una legislación específica acorde al contexto de nuestras experiencias, pero también a las necesidades que proyectamos en nuestro propio crecimiento. Alcanzar derecho pleno de nuestra realidad, tal como es. Y por último, asumir que toda la política de financiamiento de nuestro sector debe estar conducida desde el Estado hacia la consolidación productiva tan postergada. No solo en cuanto a la renovación tecnológica, sino en cuanto a alcanzar una escala competitiva que nos permita avanzar con capacidad superadora a otras experiencias similares con formatos capitalistas de organización.

El siguiente paso será asumir el desafío de acompañar la coyuntura de la campaña electoral, con la intención de reunirnos y encontrarnos para poder actualizar un programa de acción, que nos permita darle un marco institucional a este “encuentro”, que pueda contener a nuestro sector en espacios comunes para discutir nuestras problemáticas y canalizar todas las propuestas y necesidades, y articularlas a su vez con todos los espacios de representación que existan dentro del cooperativismo, del mutualismo, de la economía popular, o de representación sindical; mientras compartan aunque sea en parte nuestras necesidades y nuestro diagnóstico.

Autogestión