unicred

Un DNU que atacó a los sectores más vulnerables de la sociedad en una fecha muy especial

Columna de opinión.

Por Ramiro Martínez

Presidente de la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (CONARCOOP)

Los 366 artículos del mega Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), firmado por el presidente Javier Milei a espaldas del Congreso de la Nación, atentan contra el derecho laboral, los inquilinos y los sectores más vulnerables en general, sumergiéndolos en una pobreza extrema.

Esta pésima noticia para los sectores populares se dio justamente en una fecha, 20 de diciembre, en la que se recuerda el estallido social y trágico final del gobierno de Fernando De La Rúa, en un contexto similar de crisis económica y ajuste.

A 22 años de esa fecha tan significativa para los argentinos, volvimos a sentir el yugo de los grandes grupos económicos, que quieren seguir sometiendo al pueblo trabajador, en un intento de transferencia de recursos a las grandes corporaciones, de una profundidad que ni siquiera se dio en la última dictadura militar de 1976 a 1983.

En este marco, la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (CONARCOOP), junto al movimiento obrero organizado, nos encontramos en alerta y movilización, reivindicando los derechos y las necesidades que tenga el sector cooperativo. No podemos estar ajenos a esta situación, que ataca a diferentes sectores de la sociedad, principalmente a la clase media y los excluidos. 

Estamos decididos, en esta comunidad organizada, a llevar adelante las reivindicaciones del pueblo argentino, que siempre supo resistir, contener y superar las crisis.

Sobre todo, en un contexto tan complejo, a 10 días de asumir un nuevo gobierno que nos quiere hacer creer que está realizando un “sinceramiento” de la economía, como ya sucedió en otras etapas históricas, para llevar a cabo una brutal devaluación de nuestra moneda que beneficia a los sectores más concentrados.

Un DNU que atacó a los sectores más vulnerables de la sociedad en una fecha muy especial

Según ellos, no era verdad que un trabajador podía disfrutar de unas vacaciones dignas o pretender que sus hijos fueran a la universidad.

Por eso, en estas fiestas de fin de año, lamentablemente no podemos levantar una copa para brindar y debemos extender nuestras manos para compartir con el otro, porque van a ser muchos los que no tengan nada.

Por último, desde el movimiento cooperativo también instamos a que los diferentes bloques políticos le pongan un límite en el Congreso a este DNU, que a todas luces lesiona los derechos consagrados por el pueblo trabajador en al Artículo 14 bis de la Constitución Nacional.