unicred

Textiles cooperativos realizarán jornada para exponer los peligros de la apertura de importaciones

(Ansol).- “Nos movilizamos en defensa de la industria nacional y en contra del trabajo esclavo, las importaciones indiscriminadas y la desocupación. Vamos a mostrar en las calles quiénes y cuántos somos, y qué sabemos hacer”, señalaron desde la Red Textil Cooperativa (RTC) en un comunicado.
La jornada de trabajo en defensa de la industria textil comenzará a las 10 en las inmediaciones de Avenida Belgrano y 9 de Julio: frente a Desarrollo Social, los trabajadores cortarán telas, confeccionarán, estamparán remeras y fabricarán zapatos; además expondrán sus productos.
En tanto que al mediodía, el presidente de la RTC, Joaquín Fernández Sancha, brindará una conferencia acompañado por otros integrantes de la Red, organizaciones sociales, sindicatos, partidos políticos y diferentes sectores de la economía social.
Durante la actividad que cuenta con la adhesión de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), se entregarán petitorios  a los ministerios de Desarrollo Social y Seguridad, y a la Secretaría de Comercio.
“Semanas atrás denunciamos que el Ministerio de Seguridad de la Nación rechazó continuar los acuerdos con cooperativas textiles para la fabricación de fundas de chalecos antibalas, remeras, guardapolvos, ropa de trabajo y blanqueria. El reclamo se sumó al ya iniciado en el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación por la continuidad de la compra de productos textiles realizados por cooperativas, créditos y subsidios para el desarrollo productivo y el pago de las deudas del Estado con las empresas asociativas que integran la RTC. Ninguno de los pedidos obtuvo respuesta oficial”, detallaron desde la Red, que forma parte de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT).
Peligro
La RTC, que se basó en datos de la Fundación Pro Tejer, convalidó que durante el primer trimestre de 2016 las ventas ya cayeron un 30 por ciento en relación al año anterior “y la tendencia sigue en picada libre”.
“Con la apertura a las importaciones que impulsa el macrismo,  fuentes de trabajo se perderán. Habrá más talleres clandestinos, trabajo esclavo y circuitos ilegales de venta de los productos fabricados sin ningún control. Están matando a la industria nacional”, arriesgaron.