Se inauguró la Comisaría 5ta de La Plata como espacio para la memoria

«La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, junto a su par de la Provincia de Buenos Aires y la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo participaron hoy de la inauguración del Espacio para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos en el lugar donde funcionó durante 1976 y 1978 el centro clandestino de detención «Comisaría 5ta» ubicada en Diagonal 74 e/ calles 23 y 24, La Plata.

En la actividad estuvieron presentes el Secretario de Derechos humanos de la Nación, Martín Fresneda; el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; y el vicegobernador de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Mariotto; el secretario de Derechos Humanos bonaerense, Guido Carlotto; la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; el nieto restituido, Carlos Leonardo Fossati quien nació en cautiverio en el lugar señalizado además de familiares y sobrevivientes.

Leonardo Fossati apuntó a una «construcción social de los espacios de memoria» y profundizó: «No es solamente mi historia personal la que se pone en juego. Es un proceso colectivo que incluye las historias de todos los que pasaron por acá y que, al ver que este lugar tan siniestro se convirtió en un espacio de memoria, sentirán más alivio, más fuerza en pensar que las próximas generaciones conocerán realmente lo que pasó», enfatizó.

Estela de Carlotto opinó que «haber transformado un espacio donde se torturó y funcionó como maternidad clandestina en un sitio de memoria fue un acto cívico, democrático y de profunda alegría». Dijo además que al recorrer los espacios de la comisaría -que aún siguen intactos, como la cocina y los calabozos-, le hizo poner «la piel de gallina».

Scioli expresó: «La historia de Leo Fossati es un testimonio desgarrador de lo que pasó en los años del horror y una historia que enseña a concebir el aprendizaje de la memoria y la reconstrucción colectiva de una identidad como país».

El secretario de Derechos Humanos bonaerense, Guido Carlotto, dijo que «mientras ciertos sectores quieren hacer borrón y cuenta nueva, y buscar olvidar lo que pasó, nosotros seguiremos en el camino defendido por Néstor y después por Cristina, y que es el de poner a los derechos humanos como una prioridad para garantizar la democracia».

El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda, remarcó la importancia de escuchar a las víctimas de la represión, no sólo con el fin de «buscar justicia» sino también para «conseguir una reparación del horror que vivimos y la apertura de este nuevo espacio de memoria implica eso». También sostuvo que «los derechos humanos no son temas del pasado, la inclusión social es también un tema de derechos humanos». Y concluyó que «la vida de las víctimas nos implican saber sus sueños inconclusos, sus luchas quebradas por un aparato represivo. Este acto es una manera de resarcir el dolor de la pérdida pero fortalece la construcción de la memoria hacia el futuro».

Esta seccional formó parte del «Circuito Camps», tal como se conoce a la red de 29 centros ilegales de detención comandada por los ex generales Ramón Camps y Ovidio Pablo Ricchieri, que en su mayoría funcionaron en dependencias policiales del conurbano bonaerense y La Plata. En ese marco, la Comisaría 5ª se vinculó fuertemente con la Brigada de Investigaciones de La Plata y el Destacamento de Arana.

Por testimonios de sobrevivientes e investigaciones realizadas por organismos de derechos humanos, se conoce hasta el momento que aquí permanecieron detenidas ilegalmente unas 200 personas, entre las cuales hubo niños y al menos trece mujeres embarazadas, de las cuales dos dieron a luz en este lugar.

En diciembre de 2012, el Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata condenó a 23 de los responsables por los crímenes cometidos en el «»Circuito Camps»» -16 de ellos a prisión perpetua- e instó al Ejecutivo provincial para que desafecte el uso policial de esta comisaría y la destine a un Espacio de Memoria.