Revistas culturales denuncian la concentración en el sector gráfico ante la CIDH

(Ansol).- Con el auspicio de la abogada Verónica Heredia, la Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina (Arecia) decidió dar un nuevo paso en su reclamo y documentó sus denuncias sobre la concentración en el sector gráfico ante la consulta de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a través de la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, que busca profundizar sobre los esfuerzos estatales para cumplir con el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos y el punto 12 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión, que obliga a los gobiernos nacionales a «garantizar la existencia de medios de comunicación libres, independientes y plurales, y de evitar o revertir los monopolios u oligopolios en la propiedad o control de los medios de comunicación».

En este sentido, Arecia denunció el incumplimiento de estas obligaciones en el sector del periodismo gráfico «sin conseguir respuestas que permitan terminar con la asfixia que el mercado concentrado impone sobre las más de 300 revistas independientes asociadas».

Entre los reclamos realizados, la asociación destacó la inexistencia de una legislación específica que impida la concentración de medios gráficos, «lo cual afecta muy especialmente a nuestro sector, las revistas culturales independientes», remarcaron.

En detalle

Arecia expuso algunos puntos destacados de la respuesta al cuestionario de 12 preguntas presentado ante la Relatoría de Libertad de Expresión, que depende de la CIDH.

«A partir de 2012, las empresas dominantes impulsaron una fuerte suba de precios, objetivo que impusieron a partir sus dos posiciones dominantes claves. A partir de ese momento, el circuito, a través de diferentes actores, comenzó a presionar a los editores independientes», indicaron.

Y detallaron, en ese sentido, sobre la presión para aumentar el precio de tapa, bajo amenaza de ser expulsado del circuito; la creación de deudas mediante diversos mecanismos, la distribución irregular, y la ruptura de la cadena de pagos.