Revista autogestiva propone sistema de remuneración voluntaria

(Ansol).- «En un momento se nos complicó soportar los costos y que la revista siga siendo gratuita. Entonces se nos ocurrió que era el lector el que le tenía que poner precio al producto. Así nace la idea de lanzar a las calles una revista a la gorra. Interpelamos a nuestros lectores y -de esa manera- ellos empezaron a dimensionar lo que cuesta hacer una revista y sostenerla. El resultado fue positivo: nos queda una ganancia con cada ejemplar», contó a Usina de Medios Luis Sánchez, de Revista Carayá.

Financiada, en parte, por las publicidades que consigue su equipo de comercialización, la publicación impulsa el sistema de remuneración voluntaria para lograr la sustentabilidad.

La revista, que se originó hace cuatro años como un espacio colectivo y simultáneamente se trasformó en una publicación comunitaria, cuenta con más de 15 personas involucradas en el proceso de producción y distribución.

«Con un grupo de compañeros teníamos ganas de reflejar los hechos de nuestra ciudad, pero no teníamos idea de cómo hacer una revista. Aprendimos y hoy todo aquello que no tiene cabida en los grandes medios de Córdoba tiene lugar para nosotros», dijo Sánchez sobre Carayá, la publicación de 44 páginas de cultural regional, arte música y social.

La publicación, que integra la Asociación de Revistas Culturales Independientes de la Argentina (Arecia), tiene una tirada de tres mil ejemplares, es oriunda de la ciudad de Jesús María, en la provincia de Córdoba, y cuenta con diferentes puntos de distribución en otras localidades.