Referentes latinoamericanos respaldaron a Movimientos Sociales por la Educación Popular de Gestión Social

Referentes latinoamericanos respaldaron a Movimientos Sociales por la Educación Popular de Gestión Social

Académicos, educadores y ex funcionarios públicos de diferentes países de Latinoamérica asistieron al lanzamiento del espacio que busca reivindicar la gestión cooperativa de la educación.

15 de junio de 2021, CABA (Ansol).- Distintos referentes de Latinoamérica como el investigador Alfonso Torres Carrillo de Colombia; los ex ministros de educación de Bolivia y Venezuela, Noel Aguirre y Luis Bonilla; y los argentinos Atilio Borón y Nano Balbo, respaldaron el lanzamiento de Movimientos Sociales por la Educación Popular.

Todos ellos fueron invitados al lanzamiento del nucleamiento que lucha por reconocer a la educación de gestión social y cooperativa en nuestro país y plantea la necesidad de finalizar la reglamentación de la Ley Nacional de Educación 26.206.

Además, estuvieron presentes Oscar Jara, presidente del Consejo de Educación Popular de América Latina (CEAAL), Peter Mc Laren, impulsor de pedagogías críticas desde EE.UU y Lara Bertolini, activista trans y trabajadora del Ministerio Público Fiscal de la Nación.

Voces en la educación

Noel Aguirre, ex vice ministro de educación alternativa y especial de Bolivia, manifestó que el movimiento expresa una “reivindicación de lo que se ha llamado educar a lo largo y ancho de la vida. A lo largo porque debemos trabajar para una educación de todos y todas, independiente de la edad, y a lo ancho, porque debe ser bien diversa y romper con el mito de que la educación comienza y termina en la escuela”.

Por su parte, el ex ministro de educación de Venezuela, Luis Bonilla, remarcó que la experiencia “trasciende las fronteras de la Argentina y va a impactar en los movimientos de pedagogías críticas de la región”. Además, sostuvo que la educación popular “piensa en nuevas formas de pensar y entender el mundo y debe contener a los más de 256 millones de niños, niñas y jóvenes que estaban fuera de la escuela, antes de la pandemia”.  

En ese sentido, se expresó Orlando Nano Balbo, educador popular y discípulo de Paulo Freire: “La escuela pública debe ser democrática, si no lo es, no es pública. Por eso es ridículo llevar a la gestión privada a movimientos sociales que construyen educación sin fines de lucro. Nunca olvidemos que el Estado tiene la responsabilidad indelegable de ofrecer educación, pero no el monopolio. Hay otras formas y aquí se expresa una”.

“Hay más de 250 millones de niños, niñas y jóvenes fuera de la escuela. Necesitamos pensar nuevas formas de entender el mundo y a eso aporta la educación popular”

Luis Bonilla, ex ministro de Educación de Venezuela

También hubo espacio para la vinculación del proyecto pedagógico con la situación latinoamericana, particularmente en las intervenciones de Joel Suárez, miembro del Centro Martin Luther King de Cuba y el politólogo argentino especialista en Latinoamérica, Atilio Borón.

Borón recordó la frase de Fidel Castro sobre el “éxito del neoliberalismo en relación a la imposición de ideas y sentido común” y destacó “las gestas educativas de los libertadores como San Martín, Bolívar y los aportes de Martí”, mientras que Suárez convocó a “aunar esfuerzos para transformar el corazón y las mentes de la gente para enfrentar esta avalancha de analfabetización ideo-cultural que mantiene este sistema de dominación que estimula el sacrificio de los seres humanos y la naturaleza”

Apoyos que crecen

Otros personajes que enviaron sus adhesiones al lanzamiento de Movimientos Sociales por la Educación Popular fueron el educador brasileño, Carlos Rodríguez Brandao; la educadora popular colombiana Lola Cendales; Marco Raúl Mejía de Planeta Paz de Colombia; Herman Van de Velde, pedagogo y coordinador de ABACOenRed (Aprendizajes Basados en Actitudes Cooperativas); Carmen Cerda de la Fundación Kaoscopio de Chile; Leticia Pacheco de la Biblioteca Popular Warisata-Ayllu educativo y Tania Sarda Noriega del Movimiento de Mujeres por Equidad y la Economía Popular Solidaria.

Además, expresaron su apoyo desde la Universidad Pedagógica Nacional de México, y diferentes organizaciones de educación popular de Cuba, Perú, Brasil, Bolivia, Panamá, México, Venezuela, Paraguay, Santo Domingo, Ecuador, República Dominicana, EE.UU, Argentina, Uruguay y Nicaragua.   

Otras experiencias, otra educación

Durante el encuentro se compartieron diferentes experiencias educativas que relataron su trabajo, proyecto y actividades como la Escuela Agroecológica del Movimiento Nacional Campesino Indígena (MOCASE) y su Universidad campesina SURI en Santiago del Estero, la Escuela ETICA (Escuela Territorio Insurgente Caminando Andando) N° 3188 y el Bachillerato Popular de Tablada, ambas escuelas de Gestión Social de Ciudad Futura, de Rosario.

Además, mostraron sus experiencias la Escuela Pública de Gestión Social Nº1 “Héroes Latinoamericanos” de CHACO y el Bachillerato Popular Arbolito de la Unión Solidaria de Trabajadores de Wilde en la Central de Trabajadores Argentinos (CTA-Autónoma).

Las organizaciones convocantes aseguraron que partir de la participación y adhesión de experiencias educativas de diferentes movimientos populares del país, la perspectiva de la construcción nacional del Movimiento de Educación Popular de Gestión Social y Cooperativa es ineludible.

Así, los organizadores seguirán convocando y articulando con muchas iniciativas más para llegar antes de fin de año a realizar un lanzamiento nacional de este movimiento para lograr la reglamentación de la Gestión Social y el reconocimiento dentro de la Ley Nacional de Educación, y en cada una de las provincias del país.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente.