unicred

«Recortar el FISU es un verdadero crimen», dijo el presidente de la Red Mayo

La reacción de las cooperativas santafesinas luego de que el Gobierno Nacional anunciara fuertes recortes al Fondo para la Integración Socio Urbana.

Las cooperativas de trabajo que integran la Red Mayo, que responde a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) en Santa Fe, rechazaron este martes la reducción presupuestaria del Fondo para la Integración Socio Urbana (FISU), dispuesta por el Gobierno Nacional y consideraron que va a significar «la desocupación de miles de trabajadores«.

En diálogo con ANSOL, el secretario General de la CTA Santa Fe y presidente de la Federación Red Mayo, José Testoni, remarcó el «profundo desacuerdo ante lo que es el desguace del FISU, que administraba la Secretaría de Integración Socio Urbana. Elimina la mayor parte del financiamiento que tiene este fideicomiso para hacer obras en casi 6.500 barrios populares, que tenían la posibilidad de ir mejorando su estructura».

Según Testoni, «durante cuatro años las cooperativas de nuestra central pudieron llevar adelante 9 proyectos, de los cuales 6 se terminaron en tiempo y forma, y los otros tres se siguen ejecutando en tiempo y forma». Se trata de trabajos en los barrios Santo Tomas de Aquino de Santo Tomé, Los Espinillos y Cina Cina de San José del Rincón, y en La Guardia, Estanislao López y Alto Verde, los tres de la capital provincial. «Dio trabajo a un total de 40 compañeros en albañilería, plomería y electricidad«, remarcó.

El presidente de la Red Mayo destacó que «esto permitía la autogestión y generación de empleo con la búsqueda de salario digno, en buenas condiciones y mejoren su barrio, por lo que recortar el FISU es un verdadero crimen, como tantos otros que se está cometiendo desde el gobierno de La Libertad Avanza». 

El comunicado de la Red Mayo

Estas declaraciones se dan luego de que la Red Mayo emitiera un comunicado en el que rechazó el desfinanciamiento de las obras en los barrios populares, «donde familias que allí viven no tienen las condiciones mínimas de habitabilidad que todo ciudadano debe tener» y pidió la «urgente aprobación de las obras solicitadas para concretar el anhelo del buen vivir donde la mano del Estado llega poco o no llega».

El Gobierno Nacional redujo el lunes de 9% a 0,3% el porcentaje de recaudación del Impuesto PAÍS destinado al Fondo de Integración Socio Urbana (FISU), dirigido al financiamiento de proyectos de barrios populares y la creación de lotes con servicios, a través del Decreto 193/2024, publicado ayer en el Boletín Oficial.

En las últimas semanas, el Gobierno planteó la revisión de los fondos fiduciarios. El vocero presidencial, Manuel Adorni, explicó que la reducción del financiamiento al FISU, así como la eliminación -también dispuesta ayer- del Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires, permite «seguir eliminando las discrecionalidades».

«Esto va en línea con la convicción del Gobierno nacional de transparentar al Estado cuando se habla de fondos que deben estar destinados a las personas más vulnerables de la sociedad», agregó el portavoz en su habitual conferencia de prensa.

La Ley 27.541 que creó el Impuesto País, estableció que el 70% de la recaudación se dirija a programas de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y el PAMI, y el 30% restante en obras, turismo y vivienda.