unicred

Reclaman por la recuperación del Riachuelo: «Sin agua no hay vida»

Los vecinos de la Mesa de Trabajo y Cooperativa Campo Unamuno se movilizaron en las orillas del Riachuelo para reclamar su saneamiento. A pesar de la cercanía al Río, la contaminación no les permite el acceso al agua potable y lograron conseguirla a través del trabajo de la cooperativa.

23 de marzo de 2023, CABA (Ansol). – En marco del Día Internacional del Agua, se realizó una movilización en el Campo Unamuno (compuesto por 9 barrios) de Villa Fiorito, en la que participaron aproximadamente 160 personas. Cooperativistas, vecinos y militantes reclamaron por la recuperación de la Cuenca Matanza-Riachuelo que los rodea bajo el lema “Agua es vida”.

Alberto Larez, Vocero de la mesa de trabajo de Campo Unamuno y miembro de la Mesa Nacional de Barrios Populares, expresó a ANSOL: “Tenemos un río hermoso cercano, pero hoy está muerto, contaminado desde hace muchísimos años. A pesar de que se hacen acciones de control y de mitigación por parte de ACUMAR, el río sigue estando muerto. Nos parecía importante que podamos visibilizar esta problemática y que los vecinos y quienes pasan por ahí tengan conciencia de la importancia del agua potable”.

El agua es vida, sin agua, no hay ninguna vida posible, tenemos una contradicción en nuestros barrios: Tenemos que traer agua por un caño que viene desde el Río de la Plata, después de gastar una millonada de inversión, tenemos que potabilizar y tratar para poder ser tomada, cuando todos sabemos que en toda esta zona existían napas de distintos arroyos subterráneos, que hoy están tan contaminadas como está el Riachuelo”, detalló el vocero del barrio.

No sólo por el acceso al agua, Lárez explicó que también reclaman que “el Río debería ser fuente de trabajo, de alegría, de esparcimiento. ¿Que demanda una gran inversión sanearlo? Seguramente, pero la cantidad de vida quedaría eso es inmensa, permitiría reparar los enormes daños que se le han hecho la cuenca y hasta, como vía sería algo sumamente valioso para todos los vecinos de esta zona”.

Gran parte del trabajo para intentar revertir la situación se logró en base a trabajo vecinal y cooperativo: “Logramos revertir una situación que era bastante penosa que era la falta de agua potable y la falta de infraestructura básica a través de la lucha de hace muchos años de la Mesa de Trabajo y Cooperativa Campo Unamuno, insertamos un proyecto en la Secretaría de Integración Sociourbana, se hicieron más de 1.300 intervenciones en las viviendas y se logró que cada vecino tenga por lo menos un tanque de agua potable con con su correspondiente cañería y si hace falta con un motor para darle el caudal y la presión necesaria”, destacó Larez.

Respecto a la lucha por el acceso al agua y otras necesidades del barrio, el vecino destacó: “Ese es nuestro trabajo y nuestro compromiso en la mesa de trabajo de Campo Unamuno, que simplemente lo que hace es articular a los distintos sectores. Hacer que esto sea un trabajo entre la comunidad y los distintos estamentos de la Nación para poder asegurar que los objetivos que necesita el pueblo se cumplan”.


En la misma línea, agregó: “Seguiremos luchando para que esto sea una realidad en todos los barrios, no solo en campo Unamuno, sino en todo Fiorito y si podemos en todo Lomas de Zamora, porque todavía nos falta mucho camino por recorrer, y ojalá que la agenda política pública nos permita hacer ese recorrido, es esencial”.