Playas argentinas incorporaron desfibriladores para salvar vidas

(Ansol).- «Con los choques desfibriladores se puede salvar la vida de una persona que fue alcanzada por un rayo. Lo más grave no son las quemaduras sino el choque eléctrico», detalló a esta agencia.

Según explicó el presidente de la Federación Argentina de Entidades Solidarias de Salud (Faess), Ricardo López, el golpe de electricidad que produce un rayo paraliza el corazón con una arritmia que provoca que deje de latir ordenadamente «y ese bombeo es inefectivo para proveer de sangre al cuerpo, entonces hay que ordenarlo con masajes y choque eléctrico por otro».

«Hay que evitar cualquier objeto metálico, puede ser el desencadenante de atracción para los rayos, hay que tener mucho cuidado», anticipó como medida preventiva.

En este sentido, afirmó que «los rayos son un riesgo para este verano» porque «son inesperados, pueden caer con un efecto eléctrico de muy alto voltaje y puede producir la muerte de modo instantáneo».

Y aconsejó que cuando aparecen fenómenos visibles de tormentas, «la sugerencia es retirarse del agua hacia lugares seguros y si se está en medio de la zona de tormenta lo que más se sugiere es quedarse en lugares planos sin objetos metálicos en posiciones bajas para no atraer los rayos».

López adjudicó el fenómeno a «los cambios climáticos muy bruscos en el mundo», y en ese sentido, ayer cuatro personas fallecieron y otras cuatro sufrieron heridas tras ser alcanzadas por un rayo en Playa Grande, Brasil, zona afectada en los últimos días por temporales de lluvia y viento.