unicred

Pasantías obligatorias en CABA: colegios de gestión social buscan alternativas cooperativas

Frente a la aplicación de las ACAP, pasantías obligatorias para los chicos de 5° año de los secundarios de CABA, los colegios conformados como cooperativas piensan las alternativas ideales para que no realicen las prácticas en empresas tradicionales. Las distintas opiniones de las escuelas acerca de esta medida y posibles soluciones.

19 de mayo de 2023, CABA (Ansol). – Desde 2022 se aplican en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de manera progresiva, las Actividades de Aproximación (ACAP) al mundo del trabajo: pasantías obligatorias para los estudiantes de 5° año de las escuelas secundarias de gestión privada y pública. Frente a esto, escuelas cooperativas y de gestión social piensan en la posibilidad de que los chicos puedan realizar las prácticas en empresas cooperativas.

Según la descripción del Gobierno de la Ciudad, las pasantías se realizan fuera de la escuela y pueden ser en los ámbitos del sector productivo, gestión de políticas públicas, ámbito cultural, comunitario, de la educación superior o científico académico. Además, serán evaluadas en base a “las fortalezas y aspectos a mejorar”.

Mariano Rodrigues, director de estudios del Instituto Nuevo Guido Spano, conformado como cooperativa, expresó al respecto de las ACAP: “Consideramos que, detrás de una propuesta que se presenta como como novedosa y educativa, se esconden otras intenciones. Creemos que el trabajo es el que está siendo fuertemente atacado el día de hoy, no hay puestos laborales para todas aquellas personas que se incorporan al mercado laboral sin hacer esta experiencia. Consideramos que si encima le inyectamos una cantidad enorme de estudiantes, y si agregamos que esa experiencia que van a tener no va a ser remunerada, se configura un cuadro bastante desalentador”.

Creemos que detrás de esto hay una intención de reconfigurar el mapa laboral, que hiere de muerte al trabajo como lo conocemos y que, si a eso también le agregamos que dentro de las horas que tienen que cumplir dentro de estas experiencias laborales también se suman otras que supuestamente son de habilidades para el futuro y dentro de esas prácticas hay un apartado que es de ‘Educación Financiera’ se termina de configurar lo que nosotros creemos que es una idea sobre el mundo del trabajo y sobre cierta ‘modernización’ en la cual el empleo como lo conocemos va a precarizarse, se van a vulnerar derechos”, agregó.

Además, aseguró que fueron aprobadas inconsultamente: “Estas cosas en general se van aprobando sin la sin la consulta de la comunidad educativa, y tampoco termina habiendo ningún tipo de resistencia. Los que participamos de algún tipo de encuentro, vemos que rápidamente, por lo menos en lo que tiene que ver con las escuelas de gestión privada, no hay ningún tipo de miramiento ni de oposición respecto a la remuneración, a nadie le alarma que este este recorrido laboral que van a hacer los estudiantes no van a ser pagos, o sea, van a ser su primera experiencia y les estamos enseñando que el trabajo puede no ser rentado”.

Por su parte, Silvia Graciela Motta, rectora y presidenta de la cooperativa Instituto Privado 9 de Julio A-60, señaló: “Estamos a favor de que las realicen, buscando el mejor nicho para nuestros perfiles de egresados. Las ACAP proponen una práctica profesional curricular que les permite vincularse con el mundo del trabajo y la educación superior, logrando una capacitación situada, donde se aplican saberes escolares y se enriquece la formación de nuestros alumnos y alumnas”.

Pasantías obligatorias en CABA: colegios de gestión social buscan alternativas cooperativas

El ideal de las pasantías en cooperativas

Tanto el Instituto Guido Spano como el Instituto 9 de Julio, al ser experiencias cooperativas, están interesados en que los estudiantes de 5° año puedan atravesar las ACAP dentro de empresas del cooperativismo y economía social. Ambos, durante su trayecto educativo, enseñan a los adolescentes acerca del modelo cooperativo y su forma de organización y trabajo.

“Como materia curricular, desde hace años, en todos los cursos, el espacio EDI corresponde a la materia «cooperativismo». El proyecto final de 5° año consiste en diseñar, ejecutar y evaluar un proyecto cooperativo, un quiosco escolar, donde se ponen en práctica todos los saberes adquiridos de cooperativismo, contabilidad, administración, entre otras materias. Por lo que consideramos que los espacios más adecuados para nuestro perfil deben ser cooperativas”, explicó la rectora y presidenta del Instituto 9 de Julio.

pasantias

Sobre la misma línea, el director de estudios del Guido Spano, detalló: “A nosotros nos interesa que las experiencias sean en empresas del sector cooperativo, de la economía social, nos parece sumamente interesante poder conseguir organizaciones y espacios cooperativos que les den a nuestros estudiantes una mirada completamente distinta del trabajo, ya que la mayoría de las experiencias laborales que probablemente ellos atraviesen tengan que ver con experiencias en empresas tradicionales”.

La verdad es que, habiéndose formado en una escuela cooperativa, teniendo nosotros la intención de poder haber plantado algunas semillas en ese sentido y haber podido aportar alguna idea sobre formas distintas de organizar el trabajo que no tengan que ver con las formas tradicionales, a partir de ahí es que nosotros tenemos una oportunidad interesante”, agregó.

Para concluir, destacó: “Creemos que quizás podría ser útil, si las pasantías no son obligatorias y aparte son rentada. Si queremos pensar en una experiencia que realmente sirva, quizás no debería ser una experiencia obligatoria en la cual tengamos que insertar a todos y todas las estudiantes de quinto año, sino que podemos habilitar algún recorrido posible para aquellos que quieran o que tengan intenciones y que partan también de los intereses de los propios estudiantes”.

Si bien no fueron en marco de las ACAP, el año pasado se realizaron experiencias de pasantías en cooperativas a partir de un convenio entre el Colegio La Salle y FEDECABA, a fin de que los estudiantes del secundario de Educación Especial tengan una primera experiencia laboral vinculada al cooperativismo.