Pasantías inclusivas: Educación especial y cooperativismo

Ya son 5 las cooperativas que forman parte del programa que nació de un convenio entre el Colegio La Salle y FEDECABA. Con una combinación entre formación en cooperativismo y trabajo de campo, busca fomentar la esperanza de una salida laboral para los jóvenes del secundario de Educación Especial.

Pasantías inclusivas: Educación especial y cooperativismo

El Colegio La Salle Buenos Aires firmo un convenio con la Secretaría de Cooperativas Sociales de la Federación de Cooperativas Autogestionadas (FEDECABA) para que, los y las estudiantes del secundario de Educación Especial, realicen pasantías en distintas cooperativas. Se realizan en el marco del ya existente plan de formación para la inclusión socio-laboral, mediante el cual, se garantiza aprendizaje de los valores y principios de la Economía Social y Solidaria, que los alumnos ponen en práctica a través de estas pasantías durante 4° y 5° año.

Si bien el plan está vigente desde 2018, se vio interrumpido por la pandemia y pudo retomarse este año. Por cada cooperativa asisten dos pasantes, y las entidades de FEDECABA que son sede de las pasantías son: Gráfica Campichuelo”, “Migas de Ángel”, “Consol”, “Taller imagen” y “Rompecabezas”. Entre otras cooperativas que están interesadas en integrarse a la propuesta, como el Centro Cultural Nuestra América.

Mariana Pacheco, secretaria de la cooperativa La Huella, que está a cargo de la secretaría de integración socio-laboral de FEDECABA, aseguró a ANSOL: “El cooperativismo específicamente nos parece que es el territorio propicio, las empresas cooperativas tienen que dar lugar a esto. Y acá tenés dos temas: la juventud y la discapacidad; realmente el cooperativismo es una salida a la escasez de trabajo, a las dificultades que pueden tener jóvenes y más jóvenes con discapacidad.”

Sobre la misma línea, Jessica Arilla, profesora de pasantías laborales en formación laboral de la escuela LaSalle, expresó: “Fomentamos la creación de empleo autogestionado, generando microemprendimientos y promoviendo la continuidad de la trayectoria educativa. Ingresar en las dinámicas de las cooperativas, sin dudas genera una visión diferente del mercado laboral y aporta esperanza para la autonomía e independencia económica.”

Además, agregó que, según lo que pueden ver durante las prácticas tutores y referentes escolares, a través de la cultura del cooperativismo, su funcionamiento democrático y vínculo con la comunidad, los y las jóvenes “vivencian un mayor protagonismo en las tomas de decisiones, y desde este lugar logran defender sus derechos por sí mismos, reclamando oportunidades.”

La experiencia del trabajo cooperativo

El objetivo principal de las pasantías apunta a que las y los estudiantes puedan adquirir una autonomía progresiva. Además, durante el proceso, conocen los distintos puestos de trabajo, aprenden a trabajar en equipo de manera colaborativa e incrementan sus posibilidades de empleabilidad o autogestión profesional.

El proyecto se divide en dos partes: por un lado, en el aula se realiza un taller, donde se realiza ejercitación e intercambio mediante dramatizaciones, material audiovisual, intercambios orales, entre otros métodos. Por el otro, las experiencias de campo, donde se promueve el compromiso con cada tarea asignada, la cual después es revisada por un tutor a cargo, quien sigue su desempeño durante todo el trayecto.

Agustin Casas Sosa, de 19 años, realizó su pasantía en Taller Imagen. Al describir su paso por la cooperativa, decidió resaltar varios aspectos del cooperativismo: “Mi experiencia fue enriquecedora. Pudimos trabajar autónomamente, en ese sentido se nos indicó también que los asociados no pueden ser despedidos, entre otras formas de organización que tiene la cooperativa.”

“Una de las grandes diferencias con una empresa quizás tiene que ver con la gestión y la administración de los recursos humanos y técnicos. En una empresa, quizás tengan una relación mas asimétrica entre jefes y empleados, en cambio en una cooperativa, al haber socios hay una relación mas equitativa que suele generar mejor ámbito laboral. Nadie tiene derecho por sobre otros.”

Pasantías inclusivas: Educación especial y cooperativismo

Magdalena Felice, docente del Colegio La Salle, expresó: “Estamos súper felices con las pasantías que están realizando los chicos y chicas, están super entusiasmados, no se las quieren perder, vuelven todos los lunes diciendo que les gustaría quedarse más tiempo allá. Están pudiendo poner en práctica un montón de habilidades y ponerse en contacto con otras personas distintas a quienes están en la escuela.”

Nacimiento de la idea

La profesora de pasantías laborales en formación laboral, Jessica Arilla, contó a ANSOL que hace varios años conocieron a Federico Bejarano, miembro de la Cooperativa La Huella. Fue la primera cooperativa donde los jóvenes empezaron a hacer pasantías laborales: “En la pandemia, Fede ha dado charlas virtuales a los alumnos, a partir de ahí nos hizo la conexión con Consol, y después con FEDECABA y firmamos un convenio.”

Desde ese momento, se abrió “un mundo de cooperativas hermoso”, como lo definió Jessica, que trabaja este programa en conjunto con Viviana Seijo, la profesora de bachiller de Educación Especial. Aseguró que “es excelente que los chicos tengan el concepto de laburar en cooperativas, que es trabajar en equipo, que es mucho más productivo que tener un trabajo convencional y para ellos es facilitador de un montón de cosas que no pueden hacer solos, es como trabajar en red.”

Federico Bejerano, nombrado por Jesica como una persona importante en el inicio de este programa, hoy también es asesor de la Dirección de Inclusión Social de la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS), y comunicó a ANSOL: “La posibilidad de construcción de redes dentro del campo la economía social y solidaria, empezando con los más jóvenes, es una situación fenomenal para la construcción de la representación de lo que es el cooperativismo, y que las prácticas se incorporen desde la escuela, eso da enorme potencia”

En ese sentido, agregó que “la Agencia Nacional de Discapacidad viene trabajando muy fuerte la inclusión laboral, la novedad es que el cooperativismo también puede albergar un modelo de cooperativas sociales. Por lo tanto, todas está vinculaciones, desde una escuela que tiene una un secundario orientado hacia esa nueva forma de concepción del trabajo, evidentemente es un paso adelante.”