unicred

Organizaciones sociales, políticas y sindicales se pronunciaron en contra del FMI en el Día del Trabajador

Con más de 150.000 personas, realizaron una marcha de unidad en la 9 de julio en la que también pidieron por la declaración del estado de Emergencia Alimentaria Nacional.

Durante el 1° de mayo, movimientos sociales como el Movimiento Evita, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), Somos Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y la CTA Autónoma realizaron una marcha de unidad durante el mediodía bajo la consigna “No al ajuste del FMI”.

La Avenida 9 de Julio se llenó con más de 150.000 personas que expresaron un fuerte rechazo a las políticas del Fondo Monetario Internacional y un pedido unánime por la declaración de Emergencia Alimentaria.

Las organizaciones confluyeron en unidad en un acto principal con varios voceros principales, como Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de la CTA Autónoma, Alejandro Gramajo de la mesa ejecutiva de la UTEP, Juan Carlos Alderete, diputado nacional y miembro de la CCC, y Norma Morales y Dina Sánchez, secretarias adjuntas de la UTEP.

Organizaciones sociales, políticas y sindicales se pronunciaron en contra del FMI en el Día del Trabajador

El cierre estuvo a cargo del secretario general de la UTEP, Esteban “El Gringo” Castro, quien manifestó: “Estamos acá peleando para que el FMI deje de apretar a nuestro gobierno para hacer el ajuste, y diciéndole a nuestro gobierno ‘o te apoyas en los movimientos populares y el movimiento obrero organizado o te apoyas en el FMI’. Dios quiera que se apoyen en el movimiento obrero organizado, porque eso sería construir unidad en serio. Cuando el Estado y las organizaciones juegan juntas no hay posibilidad de derrota. Si eso ocurre, la victoria está asegurada. Y si no, el 11 de diciembre vamos a estar en la calle”.

“Estoy recibiendo videos de comedores de las organizaciones dirigidos a los funcionarios de gobierno donde explican la falta de alimento y cómo sacan de su propio bolsillo la plata para darle de comer a los pibes porque no quieren que haya hambre en la Argentina. Volvemos a decir: el hambre es un crimen y no lo vamos a permitir”, agregó.

Finalmente, expresó: “Hay una distancia entre quiénes están en los ministerios y la base social que organiza a su pueblo, a su barrio, a su comunidad. Si no vamos al núcleo duro de la organización territorial y gremial es imposible sacar este país adelante. De arriba no van a hacer un carajo, esto viene desde abajo hacia arriba, de la periferia al centro.”

Organizaciones sociales, políticas y sindicales se pronunciaron en contra del FMI en el Día del Trabajador