Ofrecen servicio de comunicación publicitaria mediante un producto ecológicamente sustentable

(Ansol).- «Creemos que se pueden generar cosas rentables económicamente pero que dejen algo además de dinero. Con Gaucha buscamos mostrar y demostrar eso. Por eso funciona con bolsas de papel reciclado, que también es reutilizable. La contaminación es prácticamente nula, están hechas con sobras, con desechos, con lo que se tiraría. El mercado al que intentamos entrar es un mercado donde se utilizan bolsas altamente perjudiciales a nivel ambiental y ecológico», detallaron los emprendedores Lucas Giacobino y Agustino Moreroa a Comercio y Justicia.

Gaucha pretende alcanzar el mercado de las bolsas plásticas -que son altamente contaminantes y tardan un siglo en descomponerse- con un innovador producto: un recipiente confeccionado con desechos reutilizables en los que las empresas puedan publicitar «de manera sencilla, económica, transparente y efectiva ayudando al cuidado del medio ambiente y contribuyendo al bienestar social», tal como remarcan en su página web.

«Partimos de la base de que es algo novedoso y que implica tiempo. No sólo tiene que ver con la posibilidad de invertir en una publicidad en la bolsa si no de verdaderamente sentir que uno está aportando algo a la sociedad, a las próximas generaciones», remarcaron.

En consecuencia, explicaron que «no es fácil» penetrar el mercado: «Hemos intentado acercarnos al gobierno para que también nos apoye y nos ayude pero no hemos tenido mucho éxito. Hoy estamos en la búsqueda de empresas que se animen y apuesten a esto. No sólo económicamente sino también para la utilización de las bolsas. Necesitamos que crean en ese aporte».

Las bolsas son de papel Kraft reciclado biodegradables -por lo que pueden reutilizarse- y están impresas con tinta al agua para evitar la contaminación y cuidar alimentos o productos.