Nuevo sistema de fiscalización para evitar engaños a los consumidores

(Ansol).- A través de la Resolución 420, la Secretaría de Comercio implementó el jueves pasado un nuevo sistema de Fiscalización de Rótulos y Etiquetas de los envases de productos masivos desde el jueves pasado.
La iniciativa establece que los rótulos y las etiquetas de productos de los rubros de alimentos, bebidas, alimentos bebibles, perfumería, aseo, cuidado personal y limpieza doméstica deberán someterse de forma obligatoria a un procedimiento de fiscalización ante la Dirección de Lealtad Comercial, previo al lanzamiento del nuevo artículo.
«Apunta a regular las transformaciones de los productos que suceden cuando se lanzan al mercado productos supuestamente nuevos muy similares a los que ya existen pero a un precio muy superior», explicó Costa.
El presidente de la Cooperativa Consol, Eduardo Amorin, celebró la iniciativa de Comercio y opinó que «garantizará el cumplimiento de los derechos de los consumidores».
Sobre la responsabilidad de los productores, el cooperativista detalló que Consol se dedica a buscar productos con packaging responsable y, en ese sentido, detalló que la empresa armó el de Ideal, que ofrece desde desodorantes para pisos, aromatizantes, desengrasantes, jabón líquido, detergente, hasta sales de baño, velas y difusores.
Estrategias desleales
En el mercado local, la metodología opera bajo dos modalidades: cambian el contenido neto (gramaje) de los productos, lo que implica «una forma encubierta de subir el precio por unidad», explicó el Secretario; o introducen pequeños cambios en el diseño del packaging, imperceptibles para los consumidores, con supuestos nuevos ingredientes o beneficios que luego, en la práctica, no se verifican pues se trata del mismo producto.
«Estas estrategias -analizó Costa- inducen a que los consumidores cuenten con información errónea, engañosa o confusa a la hora de comprar y terminan optando por el producto más caro».
En el caso de que las empresas no adapten sus productos a la nueva normativa durante 60 días hábiles, la Secretaría de Comercio está facultada para retirar la producción del mercado.
Multas ya aplicadas
Este año la Secretaría elevó multas por 8.659.500 de pesos en concepto de incumplimiento en la exhibición de precios; 2,1 millones por diferencias en el contenido neto de los productos; 1.750.000 por incumplimiento en el rotulado; 1.050.000 por diferencia de precios entre la góndola y la caja; y 11.886.000 por publicidad engañosa (ofertas poco clara, que no se cumplen en la práctica).