Nacimos de una necesidad y construimos un derecho

Nacimos de una necesidad y construimos un derecho
*Por Ramiro Martínez

Hace unos días, el Ministro de la Corte Suprema de Justicia dijo públicamente que “No puede haber un derecho detrás de cada necesidad” porque no hay suficientes recursos. Que una figura como Rosenkrantz se expreea de esa manera, entienda o no lo que significa lo que dijo, es muy peligroso, porque deja en total evidencia cuál es el concepto de país de uno de los poderes más importantes del sistema democrático: el judicial. Denota la concepción que tiene la persona que aprobó diferentes decisiones de suma importancia en los últimos tiempos.

Si esta Corte es el último eslabón de apelación frente a cualquier instancia, es totalmente nocivo que tenga esta vertiente de pensamiento. A pesar de que su posicionamiento ya era de popular conocimiento, al darse en marco de un discurso multitudinario en una Universidad, demuestra una “libertad de expresión” al tener este tipo de ideología, que claramente atenta contra una gran mayoría de la economía del país.

Esta clase de manifestaciones no pueden pasar desapercibidas cuando hay un amplio sector del país, el de la economía social y la economía popular, que construyó su propio derecho a partir de una necesidad: el derecho al trabajo. Sea autogestionado o en relación de dependencia, se tiene en claro que detrás de cada necesidad hay un derecho y, si no está, cada día se colabora para conseguirlo.

Este Tribunal, compuesto por cada vez menos personas y con personas como Rosenkratz conformándolo, atrasan cien años o más. La ampliación de la Corte representaría la pluralidad de voces y daría lugar a una renovación en varios sentidos: mediante la paridad, haciendo parte a compañeras y compañeres.

Es necesario otro tipo de representación para que el sistema judicial esté a tono con la actualidad y los cambios de paradigma que se vienen dando en los últimos años. Una Corte Surprema con un verdadero federalismo y con multiplicidad de voces que representen varias vertientes de pensamiento, en contraposición a la concentración en un solo sentido que presenta en la actualidad.

*Presidente de CONARCOOP (Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados)