Mensajería cooperativa recorre las calles de Buenos Aires

(Ansol).- «Tomamos los pedidos por teléfono, los enlistamos por orden de llegada y se distribuyen las tareas entre los compañeros; una vez que el mensajero cumplió con el pedido ingresa nuevamente a la lista de espera para hacer otro viaje», contó a Revista Acción Eduardo Nuciforo, uno de los 10 asociados de la cooperativa con más de 15 años en las calles porteñas y, en menor medida, el Conurbano bonaerense.

MensaCoop es una empresa solidaria que brinda servicios de mensajería en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano.

La mayoría de los motoqueros que integra la cooperativa milita en la regional Capital de la agrupación Hijos por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S) e integrantes del Sindicato Independiente de Mensajeros y Cadetes.

«Cuando ingresé a la cooperativa la mensajería ya estaba encarrilada y pude comprobar las diferencias que hay al trabajar en una empresa cooperativa. Más allá de esas dificultades, la gestión cooperativa nos da independencia y nos permite que el laburo sea mucho más relajado», destacó Mauricio Aliaga, quien además de distribuir encargos se ocupa de la facturación.

«Para nosotros fue fundamental la ayuda del IMFC (Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos), que no solo nos ofreció un espacio para instalar la base de operaciones sino que nos brindó asesoramiento y capacitación para que pudiéramos comenzar con este proyecto autogestivo», concluyó.