Marcha en el Senado por la Ley que evita el apagón cultural: «Esto no es más que una política de ajuste»

Ante la falta de tratamiento, Unidxs por la Cultura advierte que volverá a movilizar la próxima semana.

Marcha en el Senado por la Ley que evita el apagón cultural: "Esto no es más que una política de ajuste"

22 de Septiembre de 2022, CABA (Ansol). – El colectivo «Unidxs por la Cultura», que integran cooperativistas, asociaciones y espacios independientes, realizaron este mediodía una nueva movilización frente al Congreso Nacional para que se de la sanción definitiva a la ley que prorroga las asignaciones que evitarían el apagón cultural y que ya cuenta con la aprobación de la Cámara de Diputados.

La marcha se confirmó ayer luego de que el Senado de la Nación no incluyera en la agenda de este jueves el tratamiento de la ley que prórroga por 50 años las asignaciones de fondos que fomentan las industrias culturales. De no aprobarse, aseguran que «se pone en riesgo miles de puestos de trabajo» en los colectivos que se desempeñan en la industria audiovisual, teatral, musical y las bibliotecas populares.

«La movilización fue amplia, con más de 500 compañeros y pudimos plantearle a los senadores que den tratamiento al proyecto. Además, marchamos en solidaridad también con quienes luchan por la Ley de Humedales», expresó en diálogo con Ansol, Fernando Krichmar, director de cine y referente de Asociación Documentalistas Argentinos (DOCA).

Marcha en el Senado por la Ley que evita el apagón cultural: "Esto no es más que una política de ajuste"
La cultura en alerta

Krichmar aseguró que «esto no es más que una política de ajuste, porque la dilación en el tratamiento hace que estemos convocando de nuevo para el próximo jueves y que los senadores legislen aunque sea con una oreja en el pueblo». En junio pasado, la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto que prorroga por 50 años las asignaciones para sostener actividades culturales.

Por su parte, el delegado de ATE en la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP), Manuel Cullen, explicó a este medio que el problema está que ese sector «nutre sus fondos de un impuesto que sale de la Ley 23.351, y con ese dinero se compran libros, se pagan servicios y salarios. Sin eso, las bibliotecas populares, que muchas veces son el único lugar de acceso a la cultura, estarían obligadas a cerrar sus puertas«.

Vale remarcar que hay 1.450 bibliotecas populares, manejadas por asociaciones civiles o autogestivas, que se verían afectadas si no se prorroga esta ley, lo que también implica 4 millones de usuarios que verían afectado su derecho de acceso a la cultura. Ahora el escenario volvió a quedar abierto y, si bien está el compromiso de aprobar la ley, desde «Unidxs por la Cultura» no se relajan y ya preparan una nueva marcha para el 29 de septiembre.

Video: Unidxs por la Cultura