unicred

«Los países del Mercosur han consolidado la posición multipolar del mundo»

(Ansol.)- Merino, quien también es docente e investigador del Centro de Estudios Formación e Investigación en Política Economía y Sociedad (Cefipes) participó en las jornadas de Economía Crítica en la UNRC y luego brindó una charla en la sede de la UOM, donde aseguró que la agudización de la crisis entre los bloques de poder central implica una oportunidad para la región.
Antes de la ponencia, Merino dialogó con El Megáfono y afirmó que «vivimos una crisis capitalista que se profundiza con la agudización entre los bloques de poder central como Estados Unidos e Inglaterra, que presionan a América Latina para que abandone sus posiciones y proyectos de soberanía en sus territorios. Estamos en un mundo de guerra, no por nada el Papa Francisco dice que vivimos una tercera guerra mundial fragmentada».

El investigador aseguró que en los últimos años, América Latina consolidó un bloque de poder autónomo.

«Particularmente, los países del Mercosur han consolidado la posición multipolar del mundo. Ahora bien, la región no ha sorteado ciertas piezas fundamentales para construirse como bloque de poder que hoy representan debilidades. No resolvimos la matriz económica, propias y autónomas, ya que seguimos con economías primarizadas y extranjerizadas», agregó.

Con respecto a este déficit estructural, dijo que todavía «no pudimos resolver la soberanía en materia financiera, a través, por ejemplo, de la creación del Banco del Sur; nos faltó desarrollo de la soberanía política en la Unasur, que se fue sorteando con el ingreso de algunos países al Mercosur como Bolivia y Venezuela. Esto nos marca una agenda de lo que nos falta y de hacia donde tenemos que ir».

Por último, Merino se refirió a las oportunidades que aún mantiene la región para continuar potenciándose.

«Estamos en una etapa de reflujo táctico, pero no es que entramos en lo que podríamos denominar un retroceso estratégico. Creo que en términos de oportunidad seguimos teniendo vientos favorables. Esto es así primero porque se agudizan las contradicciones globales entre los grandes grupos de poder, porque a diferencia de otros momentos, el vaticano con el papa Francisco es favorable a los intereses regionales de construcción de soberanía y desarrollo autónomo y porque hay un piso histórico importante construido en los últimos años, en términos de organizaciones sociales y construcción ideológica», cerró.