Los bachilleratos populares se visibilizan para ser reconocidos

Los bachilleratos populares se visibilizan para ser reconocidos

(Ansol).- La Coordinadora de Bachilleratos Populares en Lucha concentraron ayer frente al Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires para exigir que el Estado reconozca a todas las experiencias, les dé la posibilidad de otorgar títulos, ser financiados integralmente.

“La última reunión con el Ministerio de Educación, con la dirección de adultos, fue hace cuatro semanas. Le llevamos el pliego de reclamo de reconocimiento de bachilleratos no reconocidos en Capital y también el reconocimiento de los salarios de los docentes de los bachilleratos reconocidos pero que no tienen planta orgánica funcional”, contó Luisina Ferrante, de las escuelas Miguelito Pepe y Alberto Chejolán.

El financiamiento integral que reclaman incluye el financiamiento a la escuela desde lo edilicio y los materiales para trabajar, la infraestructura y los gastos diarios, así como y el reconocimiento de las parejas pedagógicas, ya que el Estado solo reconoce a un docente y la educación popular, como el programa Maestro más Maestro intentan romper con esa lógica.

En ese sentido, Ferrante completó: “Las parejas pedagógicas implican atender lo que el aula en su totalidad implica, de planificar en conjunto con el otro. Y además, su dinámica al empezar es diferente al de un aula tradicional y que ese recorrido tenga un proceso más relacionado con el aula, con el proceso de enseñanza y el vínculo con el bachillerato”.

Hasta hoy, quienes están en la planta orgánica funcional destinan parte de sus salarios para dicho funcionamiento.

La última reunión fue en agosto, cuando la secretaria de Coordinación Pedagógica Andrea Bruzos respondió con negativas constantes y hasta sugirió que revolvieran basura para buscar mobiliario.

Rechazo a la Secundaria del Futuro

Estos días se está debatiendo una reforma del secundario que se empezó a pensar en el Ministerio de Educación sin la participación de la comunidad educativa, por lo que Ferrante expresó: «Si bien nuestra pelea es por el reconocimiento en la gestión estatal, y la Escuela del Futuro es solo para media y no para adultos, sí acompañamos la lucha de los secundarios porque se necesita tener más respuestas y cómo se va a dar esa reforma».

Cooperativismo

Por último, la docente popular explicó cómo se vincula su experiencia de educación popular con la autogestión y el cooperativismo: “Miguelito Pepe nace y funciona  dentro de una cooperativa de vivienda, nos concebimos como un bachillerato autogestionado por los docentes, y nos definimos como trabajadores autogestionados de la educación”, explicó la docente popular.