unicred

Las Cooperativas Productoras de Alimentos, para vivir, invertir y generar empleos, NO paramos… PROPONEMOS

«Quienes integramos la Mesa Nacional de Cooperativas Productoras de Alimentos queremos dejar en claro nuestra posición ante el paro nacional del día viernes 17 de Julio, convocado por algunas corporaciones del agro, reafirmando lo expresado los días 3 y 4 de julio del presente, en el marco del 1° Congreso Nacional de Cooperativas Productoras de Alimentos.

En ese sentido manifestamos nuestra disconformidad con el paro al que se convoca y consideramos que es una medida de fuerza no efectiva para las necesidades del pequeño y mediano productor. Estamos convencidos que el camino a tomar es mediante propuestas concretas y el diálogo.

Sabemos que las economías regionales se encuentran atravesando situaciones difíciles, que requieren atención por parte del Estado. Muchos de nuestros compañeros están atravesando fuertes problemas estructurales que necesitan respuestas urgentes, pero de ninguna manera esto nos invitará a participar de este «lock out patronal». Bajo ningún punto de vista saldremos a las rutas a pedir que se vuelvan a implementar medidas neoliberales, o a reclamar el debilitamiento del Estado, tampoco para que los grandes exportadores sigan teniendo la capacidad de fijar los precios a los productores, porque sabemos que eso sería actuar en contra de nuestros intereses sectoriales y de la gran mayoría del pueblo argentino.

No desconocemos que existe un contexto internacional de crisis que impacta en la economía nacional, pero entendemos que el mal denominado «aislamiento comercial con el resto del mundo» no fue tal como los describen las corporaciones del agro. Durante el año 2014 se lograron aperturas de 58 mercados internacionales con países no tradicionales como China, Rusia, India y la Unión Europea, con productos regionales (peras y manzanas) y con alto valor agregado (carnes y productos cárnicos y otros). La liberación y reapertura del mercado de carnes y productos cárnicos con los Estados Unidos, México y Canadá fue el resultado de 14 años de negociaciones lo que permitirá reportar ingresos por unos 280 millones de dólares.

Por otro lado, en el marco de los anuncios realizados recientemente por los ministros de Economía y de Agricultura, Ganadería y Pesca, celebramos la profundización de la política segmentada que contemplan las situaciones diferenciales entre chicos, medianos y grandes productores de trigo, maíz, girasol y soja, así como el ingreso del Banco Nación para financiar a los pequeños productores sojeros. En ese sentido creemos que se deben profundizar las políticas diferenciales y generar líneas de financiamiento accesibles desde el Banco Nación para los que producimos en zonas extra pampeanas y que las medidas no se deben limitar a la producción de granos y cereales, sino que se debe contemplar a la producción de alimentos en su conjunto.

Estamos convencidos que la competitividad de las economías regionales se logra con políticas que prioricen la necesidad de los pequeños y medianos productores y no con políticas liberales. Rescatamos las políticas económicas contracíclicas tendientes a fortalecer el consumo interno, sobre todo en un contexto en el cual hay una caída en los precios de las commodities que hace que nuestras exportaciones se vean afectadas.

En el marco legislativo, hemos conseguido avances importantes, como la Ley de Agricultura Familiar que necesitamos que se reglamente, la Ley del Peón Rural que protege los derechos de los trabajadores rurales, la Ley de Protección al Dominio Nacional sobre la Propiedad, Posesión o Tenencia de las Tierras Rurales para poner un freno a la extranjerización de la tierra. Seguiremos luchando por nuevos logros legislativos, como lo estamos haciendo actualmente debatiendo la nueva ley federal de Economía Solidaria.

Necesitamos que se continúe invirtiendo en el sector energético y en todo lo relativo al transporte, áreas claves para profundizar un proceso de industrialización que permitirá avanzar en la construcción de una nueva ruralidad. Es necesario profundizar las políticas públicas que permitan recuperar definitivamente el rol del INTA, del INTI, de las Universidades Públicas, del SENASA, del Conicet y de otros espacios al servicio de los pequeños y medianos productores organizados.

Será con la recuperación total y puesta en funcionamiento de los trenes de carga cuando realmente se logre la disminución del costo de logística de las economías regionales; será con la incorporación de tecnologías cuando efectivamente le agreguemos valor a nuestras producciones; en definitiva será cuando se equilibren las relaciones que el mercado » impone» cuando los productores finalmente logremos recibir el mayor precio posible por lo que producimos y los consumidores un mejor precio por lo que consumen, pero esto sólo se logra con mayor presencia del estado Nacional, Provincial y Municipal en articulación con los productores y trabajadores organizados.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires 16 de Julio de 2015″