unicred

La violencia contra el colectivo LGBTI persiste en el continente americano y sigue impune

(Ansol).- El informe define a las agresiones contra personas LGBT «como una violencia social contextualizada en la que la motivación del perpetrador debe ser comprendida como un fenómeno complejo y multifacético, y no sólo como un acto individual» y, en ese sentido, entiende están impulsadas por prejuicios.
Aprobado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a mediados de noviembre, en el informe Violencia contra Personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex en América indicó que «está preocupada por los altos índices de violencia que se registran y por la ausencia de una respuesta estatal eficiente frente a dicha problemática».
Asimismo, el organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) instó a sus Estados Miembros a prevenir y combatir la impunidad porque la ausencia de investigación, persecución, captura, enjuiciamiento y condena de los responsables de violar los derechos del colectivo LGBTI terminan por confirman «que la violencia y la discriminación es aceptable, lo cual fomenta su repetición».
Sobre la violencia
El organismo enfatizó en que «existe como consecuencia de contextos sociales, sociedades y Estados que no aceptan, y que de hecho, castigan las sexualidades, identidades y cuerpos que no se ajustan a los estándares sociales de corporalidad femenina o masculina».
Abordaje
En los siete capítulos del informe se analiza terminología sobre la orientación sexual, identidad y expresión de género; define las agresiones contra el colectivo LGBTI y el impacto de las leyes que lo criminalizan; además de repasar las formas violentas y su interacción con otros grupos; las respuestas que dan los Estados y recomendaciones que suman más de un centenar.
«Debido al vínculo inherente entre discriminación y la violencia contra las personas LGBTI, en este informe, la CIDH insta a los Estados Miembros de la OEA a adoptar medidas comprensivas para combatir la discriminación, prejuicios y estereotipos sociales y culturales contra las personas LGBTI», acentuó el organismo.