unicred

El caso La Nirva como experiencia para imaginar mejoras en el sector de las empresas recuperadas

A horas de un importante reconocimiento por parte del HCD de La Matanza, el abogado de La Nirva explicó a Ansol los alcances del logro.

04 de Mayo de 2023, CABA (Ansol). –El abogado de la cooperativa de ex trabajadores de la empresa alimenticia La Nirva, Luis Coronado, aseguró que el reconocimiento del Concejo Deliberante de La Matanza es «de gran ayuda» y «una postura pública clave» frente a la presión que ejerce el expropietario y vaciador de la empresa.

El Honorable Concejo Deliberante de La Matanza, en la provincia de Buenos Aires, reconoció a las y los trabajadores de la cooperativa formada a partir del cierre de empresa alimenticia La Nirva. La medida resalta por la posibilidad de proteger al colectivo ante las amenazas de desalojo que enfrentan por parte de los responsables de la etapa comercial del establecimiento.

Con la decisión unánime de las y los concejales, la medida apunta a garantizar la continuidad de la producción que robustece los puestos de trabajo. Tanto ediles del Frente de Todos, Juntos y el Frente de Izquierda-Unidad votaron a favor de la declaración legislativa.

La Nirva
Trabajadores de La Nirva con ediles de La Matanza.

«La Nirva no es el primer caso»

Sobre la unanimidad del reconocimiento, Coronado comenta que La Nirva no es el primer caso. En la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, la recuperación de la empresa Pettinari también fue apoyada en diagonal a las diferencias entre oficialismo y oposición, a pesar de que luego la entonces gobernadora María Eugenia Vidal vetó la ley que reconocía ese proceso. «Toda la cosa es que los casos estén bien preparados. De esa forma se logra comprensión por parte de quienes tienen que decidir y se acompaña la medida», explicó el abogado en diálogo con ANSOL.

A su vez, en el sector de las empresas recuperadas hay preocupación porque existe una ley provincial que prohíbe los desalojos en casos como el de La Nirva y, sin embargo, la justicia ordinaria del partido de La Matanza no hizo lugar aún a ese factor, dado que sigue atendiendo las presentaciones del ex dueño de la fábrica, que reclama aún después de la quiebra de la empresa la restitución del lugar. «Es un tema de interpretación de la legislación», señaló Coronado.

Coronado puntualiza que la condición de empresa recuperada resulta siempre difícil de sostener, pero en el caso de La Nirva es distinto por fabricar un producto que es al mismo tiempo masivo, con bajo precio de venta al público y que sostiene su consumo más allá de los vaivenes de la economía argentina.

Además, agrega que se trata de una fábrica de gran capacidad productiva, de las más importantes en el país para producción de alfajores, lo cual siempre es una ventaja.

La situación de las empresas recuperadas

Luis Coronado señaló en conversación con este medio que la situación de las empresas recuperadas en Argentina precisa una solución mejor estructurada por parte de todos los actores que intervienen en las diversas situaciones. «Casos como el del Hotel Bauen, que tras quince años de gestión de sus trabajadores no pudo continuar, no puede seguir sucediendo«, opinó.

Según el abogado especialista en el sector, se trata de un fenómeno multifactorial. En primer lugar, señala que la mayoría de las veces falta formación entre abogados laboralistas al momento de encarar el asesoramiento de trabajadores que se organizan para sostener sus puestos de trabajo ante una situación de concurso preventivo en una empresa.

Un diálogo con Luis Coronado, abogado de la cooperativa de trabajadores y trabajadoras ex empleados por la empresa La Nirva, para entender las claves de los procesos de recuperación tras una quiebra. El factor de los créditos laborales y el apoyo institucional.

En el caso de La Nirva, identifica que el proceso muy probablemente avance hacia un intento de las y los trabajadores en cooperativa de utilizar sus créditos laborales para adquirir el paquete accionario de la empresa antes controlante de la fábrica. El marco legal permite que integrantes de empresas en quiebra utilicen lo adeudado a ellos en forma de crédito para, de forma colectiva, dirigirlo a la compra de los bienes que de otro modo enfrentarían el remate. Además, bajo esta modalidad en ninguna instancia el Estado debería aportar fondos.

El problema surge, según Coronado, cuando existe una diferencia entre el crédito laboral colectivo y el valor tasado de los bienes. «Ninguna institución bancaria te va a prestar la plata, aunque te falten 50 mil pesos«, alertó. En ese sentido, puntualiza en que desde INAES se hace un notable esfuerzo en financiar maquinaria y capacitación para empresas recuperadas, pero no para cubrir esas ventanas de montos para la compra de paquetes accionarios.

«Sin dudas hay buena voluntad, pero falta mayor conocimiento sobre cómo funciona la operatoria en estos casos. Al juez que lleva la quiebra tenés que llevarle una solución definitiva, porque esa es su función», concluyó el letrado.