La Justicia pidió la indagatoria de Magnetto, Herrera de Noble y Bartolomé Mitre

(Ansol).- «Los firmantes fueron obligados a ceder su dominio a personas elegidas por la junta de dictadores. Esto se llevó a cabo en un contexto de persecución política y en circunstancias concretas de intimidación, conocidas por los empresarios civiles que participaron en la apropiación ilícita de bienes de la familia Graiver a un precio que, al menos respecto de las acciones clases €•C€– y €•E€– y de conformidad con el informe del BANADE, representaba entre el 42,98 por ciento y el 23 del precio real», expresó en su dictamen Barbella, titular de la Fiscalía Federal 5.

El fiscal declaró como responsables de delitos a Héctor Magnetto y Bartolomé Mitre como titulares de Fapel S.A, la sociedad a la que los Graiver le transfirieron las acciones de Papel Prensa; a Ernestina Herrera de Noble, como directora de Arte Gráfico Editorial S.A y a Guillermo Gainza Paz como enlace entre Clarín, La Nación y La Razón con el grupo Graiver.

En su escrito también incluyó a los fallecidos Bernardo Sofovich, Patricio Peralta Ramos, Jorge Rafael Videla, Emilia Eduardo Massera y José Alfredo Martínez de Hoz.

Según el fiscal, el traspaso de Papel Prensa se concretó el 2 de noviembre de 1976 en la sede del diario La Nación, enmarcando el hecho como delito de extorsión (art. 168) y calificándolo como de lesa humanidad al considerar que los empresarios buscaban su beneficio económico, además de promover objetivos persecutorios del terrorismo de estado.

Según la redacción del dictamen, la víctima Lidia Papaleo, viuda de David Graiver, «fue intimidada por el imputado Magnetto en esa reunión para €˜firmar y conservar la vida de su hija y la suya también€™, y así suscribió muchos papeles».

Tanto Papaleo como Jorge Rubestein -quien murió en 1977 a causa de tormentos- y Rafael Ianover, ambos del Grupo Graiver, fueron secuestrados luego de la «transacción» por grupos de tareas del circuito Camps, donde sufrieron torturas y fueron interrogados sobre Papel Prensa.

Por su parte el hermano de Lidia Papaleo, Osvaldo, evidenció en Radio Nacional que «la foto de Videla cortando la cinta de Papel Prensa con Ernestina de Noble es la síntesis del proceso y la colaboración de los medios de comunicación».

No a lugar

El juez Ercolini sostuvo que se encuentra pendiente como medida probatoria un peritaje de tasación histórica y contable «ordenado con el objetivo de probar o descartar una de las hipótesis principales de sospecha sugeridas por las partes accionantes, de que la empresa Papel Prensa S.A fue vendida-adquirida a un precio vil o irrisorio».