La inflación de las verduras superó el 100% en apenas ocho meses

En lo que va del año, el sub rubro Verduras, tubércules y legumbres aumentó un 110% en el Gran Buenos Aires y promedió 101% en todo el país. En el último mes, la suba en GBA fue del 14%.

verduras

15 de septiembre de 2022, CABA (Ansol).- El Índice de Precios al Consumidor (IPC) aumentó durante agosto 7% respecto a julio, y acumuló una suba del 56,4% en los primeros ocho meses del año, al tiempo que en los últimos doce meses el alza fue del 78,5%.

Tal como adelantó ANSOL, la mayor incidencia en todas las regiones la aportó el incremento de Alimentos y bebidas no alcohólicas, con el 7,1%, informó el Indec. Dentro de la división, se destacó el aumento de Verduras, tubérculos y legumbres, que alcanzó un alarmante 14% para el área del Gran Buenos Aires.

En lo que va del año, las verduras aumentaron un 110% en el GBA; un 98%, en la región Pampeana; un 94%, en Noreste; un 104%, en el Noroeste; un 81%, en la Patagonia, y un 121%, en Cuyo. En promedio, las verduras aumentaron un 101% en todo el país, en apenas ocho meses.

En tanto, en la variación interanual (es decir, los últimos doce meses), las verduras aumentaron un 105% en el GBA; un 106%, en la región Pampeana; un 102%, en Noreste; un 106%, en el Noroeste; un 89%, en la Patagonia, y un 118%, en Cuyo. En promedio, las verduras aumentaron un 104% en todo el país, en apenas doce meses.

Como se oberva en los párrafos precedentes, los valores acumulados en 2022 son muy similares a los interanuales, lo cual es muy poco común. Esto indica que en los últimos meses del año pasado hubo una baja inflación en el rubro. En cualquier caso, ambas mediciones ofrecen números preocupantes.

Tanto en frutas como verduras suele haber saltos significativos de un mes a otro producto de la estacionalidad del producto. Depende de la época del año, cuando la oferta de tal fruta o verdura es mayor o menor, su precio bajará o subirá. Sin embargo, la estacionalidad hace tiempo ya que no es explicación suficiente para justificar los enormes saltos de precios.

Uno de los ejemplos más claros es el de la cebolla: aumentó un 60% en el último mes, cifra delirante que contribuye a una suba estrafalaria del 411% en apenas doce meses; es decir, su precio se quintuplicó.

La batata, por su parte, aumentó un 31,7% durante agosto y un 120% en doce meses. La papa aumentó un 32,3% en agosto, y un 136% en doce meses. Ambos precios subieron por encima del doble.

La lechuga bajó su precio en el último mes, por motivos estacionales, un -18,1%, pero aun así acumuló una suba en los últimos doce meses del 192%; es decir, su precio casi se triplicó.

verduras

La ropa, otro rubro que duplicó el precio en un año

El rubro con mayor incremento en el mes pasado fue Prendas de vestir y calzado, con el 9,9%, ítem que en los últimos doce meses superó el 109%.

Tal como explicó ANSOL el mes pasado, los motivos de la fuerte inflación en el sector son varios e impactan de distinta forma en los eslabones de la cadena. El vicepresidente de Fundación Pro Tejer, Marco Meloni, apuntó al respecto: «No nos volvimos malos de golpe, hay factores externos e internos que hicieron que esta suba sea mayor esta vez. En la suba externa, incide nuestra inflación crónica, a lo que se le suma la inflación que tuvimos en las materias primas impulsadas por el petróleo y por el desorden de logística de los fletes: un container estaba 2.500 dólares, llegó a estar 10.000 o 14.000 dólares. Sobre el conteo de una materia prima de 40.000 dólares, eso implica sólo en flete una suba de un 25%».