La cooperativa Ondas del Sur recuperó una radio abandonada

(Ansol). Antes de que los dueños abandonaran la radio trabajaban 55 empleados, pero luego del vaciamiento, la cantidad de trabajadores activos se redujo a cuatro y finalmente se conformó la cooperativa con 12 asociados que hoy llevan adelante la autogestión del medio.

«A mediados de 1994 empezamos a notar que los directivos y los dueños se iban borrando de la radio. Un día se evaporaron por completo y nos encontramos siendo los dueños del espacio. Pasamos de empleados a patrones», aseguró a Usina de Medios Andrés Salazar, actual presidente de la Cooperativa de Trabajo Ondas del Sur, de Bahía Blanca.

Los trabajadores que recuperaron la emisora de radio abandonada por sus propios dueños durante la década de los ’90 €“con más de 70 años de antigüedad-, volvieron a poner en funcionamiento la AM y la FM con contenidos de agenda propia para toda la ciudad de Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires.

«Cortaron la luz y dejaron los equipos, todos ellos obsoletos. Un vecino de la radio se ofreció a cedernos la luz para el estudio y la oficina. Recién un año después pudimos regularizar esa situación», recordó Salazar.

«Yo, como varios de mis compañeros, me quedé porque este es mi lugar. Todo lo que sé lo aprendí en esta radio desde los 14 años. Para muchos, lo más fácil fue irse, para mí ese era el camino impensado. Yo quise quedarme acá», señaló.

El objetivo, indicó Salazar, es «seguir creciendo como radio además de mantener el vínculo con los oyentes. Queremos que la radio funcione siempre como un espacio de apertura a la comunidad, donde el acceso a la información sea interpretado como un derecho, no una mercancía. Tenemos que devolverles algo a los vecinos que nos apoyaron en la lucha», cerró el cooperativista.