La cerveza artesanal toma impulso en Rosario

(Ansol).- El Movimiento Cajonardi distribuye productos de la economía popular desde hace seis años y en 2013 comenzó a fabricar la bebida a base de agua, cebada, lúpulo y levadura.
«Estamos apuntando a otra forma de producción, al trabajo colectivo, autogestivo y horizontal», indicaron los integrantes de la cooperativa que gestiona el llano, la cerveza que se produce y vende en el primer piso del Centro Cultural La Toma (Tucumán 1349).
Artesanal, cuenta con cuatro tipos: rubia, trigueña, colorada y negra, que no lleva ni estabilizantes de sabor ni conservantes.
«Nuestra producción está hecha por un grupo de compañeros y hacemos doscientos litros por día. En una planta industrial se hacen miles, hay relojitos, máquinas y cositas controlando que todo sea perfecto. Para eso, se utiliza muy poca mano humana y mucha tecnología, y aditivos químicos. La diferencia está ahí. Lo que nosotros hacemos es demasiado artesanal. Artesanal y casero», explicaron los trabajadores a El Eslabón.
Otra de las características de la bebida es que en su elaboración no se usan barriles y, por ende, no se le agrega gas.
«Lo sostenemos de manera cooperativa y cpios de horizontalidad, con reuniones, vinculándonos con otras organizaciones. Formamos parte del Movimiento de Trabajadores Autogestionados, que reúne varios proyectos con estos principios», remarcaron desde el colectivo que también vende su producto en ferias, actividades y que también reparte a domicilio.
Fiesta sin patrón
El sábado 20, el Movimiento Cajonardi celebrará un año más de la bebida autogestiva junto a humoristas y música en vivo en Club Nueva Aurora (Suipacha 2175, Rosario).
Crédito imagen: El Eslabón