Inflación: Proponen crear 400 mercados centrales en todo el país 

Inflación: Proponen crear 400 mercados centrales en todo el país 
Compartir

La iniciativa legislativa es de Daniel Arroyo del Frente de Todos. “Buscamos replicar precios de referencia, fortalecer el consumo y el trabajo de la economía social y popular, y mejorar la calidad nutricional”, afirmó el diputado.

29 de abril de 2022, CABA (Ansol).- El diputado nacional del Frente de Todos, Daniel Arroyo, presentó un proyecto de ley para crear 400 Mercados Alimentarios de Cercanía (400) en todo el país que vinculen de forma directa a productores y consumidores. 

La propuesta ingresó a partir del expediente 396/2022 en las comisiones de Acción Social y Salud Pública; Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia y Presupuesto y Hacienda, y buscará atacar la escalada de precios que arrojó un indicador de 6,7 por ciento de aumentos en marzo, y posiblemente una cifra que esté por encima de 5 puntos en abril; con especial preocupación en el rubro alimentos y bebidas. 

En diálogo con ANSOL, el diputado Arroyo manifestó: “La inflación es el problema más grave de la Argentina, por eso la gente se agolpa en comedores cuando los alimentos suben. Esto debe ser parte de un plan anti-inflacionario, puntualmente buscamos resolver 3 cuestiones: que el productor le venda al consumidor, generando volumen y condiciones para que lo haga de manera directa; definir el concepto mercados de cercanía en sus acepciones pública, privada o mixta, y mejorar la calidad nutricional y fortalecer la agroecología y el consumo de carnes, frutas, leche y verduras”. 

Sobre el rol del sector cooperativo añadió: “Hay que fortalecer y darle condiciones a la economía social y a la agricultura familiar, resolviendo problemas estructurales, dar acceso al crédito, muchos me plantean que ven las oportunidades pero no llegan, están endeudadas de forma crítica, tienen dificultades para venderle al Estado y no logran cadenas de comercialización sostenida”. 

Inflación: Proponen crear 400 mercados centrales en todo el país 

Los principales puntos del proyecto

La iniciativa parlamentaria destaca algunos puntos principales:

  • Los productos a comercializar en los mercados sólo serán de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y podrán ser comercializados por micro, pequeñas y medianas empresas; agricultores/as; productores/as; comercializadoras y cooperativas 
  • Establecimiento de un crédito no bancario con tasa de 3 por ciento para la compra de máquinas, herramientas e insumos para ampliar el volumen de producción
  • Creación de un Fideicomiso para la creación de Mercados de Cercanía 
  • Invitación a establecer convenios particulares a los gobiernos provinciales, municipales y al de la Ciudad de Buenos Aires 

Entre sus fundamentos, la propuesta recupera los lineamientos de la Ley 27.519 de “Emergencia Alimentaria Nacional”; la Ley 25.724 de “Nutrición y Alimentación Nacional” y la Ley 27.118 de «Agricultura Familiar». 

Los problemas de los mercados y el Consumo Popular Organizado

El presidente del Instituto para la Producción Popular (IPP), Enrique Martínez, opinó sobre la propuesta en diálogo con ANSOL: “ Yo he sido un defensor de los mercados de cercanía, creo que debería haber mercados populares municipales en casi cualquier ciudad de alguna envergadura. El punto es que la solución que se necesita no es solo financiar la actividad, sino construir comunidad, una organización social que entienda que los productores de cercanía son fundamentales, pero que no los obligue a estar en la misa y la procesión, y se vean obligados a producir y vender”. 

«Los productores no pueden estar en dos lugares a la vez, en la misa y procesión, hay que tener presente eso´sino aparecen los intermediarios de nuevo».

Enrique Martínez, presidente del Instituto para la Producción Popular (IPP)

Además, Martínez pidió “tener cuidado con las declaraciones de buena voluntad cuando se deja todo librado al productor y se fracasa porque no se puede estar en dos lados a la vez, o reaparecen los intermediarios y ahí el productor paga los platos rotos”. Sobre ese problema, destacó que “en Argentina no hay experiencias de estos mercados porque no son política pública; pero si reconocemos en otros lugares como Londres algunas experiencias, una ciudad más densa que la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por ejemplo, y allí la alcaldía creó 13 mercados de productores, y la organización que administra la venta es público-.privada. Cobra un canon por brindar servicios, y luego le rinde lo que se vendió con transparencia, pero no se apropia del valor agregado”. 

El IPP que coordina Martínez desarrolla hace casi un año y medio una propuesta de comercialización de bienes de primera necesidad a través de una plataforma digital que era Todxs Comen y pasó a llamarse Consumo Popular Organizado: “Es nuestro granito de arena para acomodar la disputa que tiene el Gobierno por los precios en la dirección que creemos necesaria: dejar de denunciar o acosar a los grupos dominantes y concentrados para reducir un cachito su margen, sino crear condiciones para ampliar la oferta y que dejen de ser dominantes”, analizó Martínez. 

Finalmente, dejó algunas novedades de la propuesta: “Cambiamos el nombre porque ya hemos construido un pequeño supermercado de producción popular al servicio de los productores. Solo en alimentos tenemos entre 45 y 50 proveedores de todo el país, y hoy estamos llegando a cerca de 2.000 consumidores de todo el país, una cifra que no me parece despreciable”.