«Implica un reconocimiento después de mucho tiempo de pelear por esto»

(Ansol).- En un acto realizado ayer en el Museo del Bicentenario de Buenos Aires, la presidenta Cristina Fernández anunció por cadena nacional el lanzamiento de un plan de estímulo para pequeños y medianos productores de trigo, maíz, soja y girasol, producto de una reunión llevada a cabo más temprano con dirigentes de la Federación Agraria Argentina (FAA).

Sobre el acuerdo destinado a quienes no superen las 700 toneladas de producción de granos y oleaginosas, Motta expresó que es «una definición importante».

«Implica un reconocimiento después de mucho tiempo de pelear por esto. Plantea un escenario diferente para el desarrollo de políticas públicas», añadió.

Por su parte, el integrante de la Mesa Ejecutiva Nacional de la Corriente Agraria Nacional y Popular (Canpo), Guillermo Martini, señaló que el fondo especial «requiere de la normal comercialización de granos dado que la especulación de los comercializadores cuando no quieren vender la cosecha, perjudican no solo al país sino también a los productores pequeños y medianos al privarlos de los recursos que alimentan este fondo recientemente creado».

En tanto que Motta advirtió que una de las preocupaciones expresadas por los productores, «tiene que ver con que los sistemas de reintegro que se han aplicado hasta el momento no han sido muy efectivos desde la gestión burocrática para que puedan llegar directamente al beneficiario» y que en el caso de la devolución de las retenciones de trigo, «más del 50 por ciento todavía no ha cobrado la cosecha 2014».

«El acuerdo es un avance, -continuó- siempre existe alguna duda en cuanto al procedimiento de aplicación. Esperemos que en este caso sea una dinámica más ágil», finalizó el dirigente de Fecofe.