Icono del sitio Agencia de Noticias Solidarias

Hugo Sand: «El INYM va a morir lentamente si el sector político no asume su responsabilidad»

Hugo Sand: "El INYM va a morir lentamente si el sector político no asume su responsabilidad"

(ANSOL). – La cooperativas yerbateras se encuentran expectantes frente a la falta de interés del Gobierno Nacional en la designación de un presidente para el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM). El Poder Ejecutivo nacional aun no designó presidente formal, por tanto Jonás Petterson que ejercía como director de la producción, asumió como Presidente provisorio. Fue designado por el directorio con el acompañamiento del sector industrial y de los sectores que provienen de la Provincia de Corrientes; en lugar del sucesor lógico temporario que era el vicepresidente Ricardo Maciel.

Esta disposición permite que el INYM pueda afrontar todas las responsabilidades formales hasta que el gobierno designe formalmente al titular. El Presidente provisorio, ejerciendo su rol ha convocado a reuniones de directorio y sesiones de precios, a las que no han acudido ni el sector industrial ni la Provincia de Corrientes. Aunque si van a las reuniones de subcomisiones, firmando dictámenes y sentando posiciones. Se vive en toda la industria yerbatera una sensación de incertidumbre, mientras que el DNU sigue vigente.

En diálogo con ANSOL, el histórico referente de la producción yerbatera y miembro de la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM), Hugo Sand, se pronuncia sobre la situación destacando que «hace dos meses se llegó a un acuerdo con las asociaciones de productores yerbateros para fijar el precio de $ 505 el kilo de hoja verde. Aun así, Jonás ha convocado a asamblea de directorio para fijar los precios, pero la Industria y la Provincia de Corrientes no quisieron dar quórum para iniciar la sesión

En ese sentido Hugo comenta que “un grupo de productores de la zona norte, en vez de acompañar los $ 505 se reúnen y le ofrecen a $ 370 el kilo de hoja verde a los grandes molineros”. Esta situación no solo provoca la fractura de cualquier estructura para discutir o tomar decisiones, sino también la apertura a «que el mercado pague lo que quiera y como quiera pagar”. Además, remarca: “esos $ 505 que nosotros pedimos es la base de un costo que contempla los costos laborales, previsionales, más un margen de utilidad. Esos $ 505 están aún alejados de la realidad en torno a la inflación, están desactualizados”.

Mientras tanto, las facultades del INYM se ven afectadas por el DNU que trata de imponer el Gobierno Nacional: el instituto no solo se encarga de fijar el precio de la hoja verde y de la yerba mate cancha, también determina parámetros para la actividad mediante un Directorio, que está integrado por todas las partes de la agroindustria: representantes de la producción, de la industria, y de ambos gobiernos provinciales. El DNU que intenta garantizar la ley de oferta y demanda, eliminaría el rol del INYM y provocaría una gran diferencia entre el precio pagado al productor y el precio final en góndola.

En concordancia con esto, Hugo remarcó nuevamente la necesidad de un nombramiento del presidente y comenta que funcionarios se reunieron ante el llamado: “la respuesta era que el INYM seguía funcionando en tanto se reglamente el DNU, mientras que el INYM no está funcionando en la normalidad que debería ser. No sé que podrá pasar, el INYM va a seguir a los tumbos o va a morir lentamente si es que el poder político no asume su responsabilidad”.

Producción a la baja

Durante el 2023, la yerba mate se mantuvo siete meses consecutivos y terminó como la única economía regional de la Argentina con luz verde en el Semáforo de Economías Regionales de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO).

Pero ya en febrero, la yerba mate bajó a zona de riesgo después de siete meses en alza y marcando como punto principal que el valor de la materia prima no creció con la inflación. Mientras que en Marzo, el informe marca un crecimiento en torno al negocio, a nivel productor, pero mantiene en advertencia la producción y el mercado a nivel nacional.

Salir de la versión móvil