unicred

Frutazo frente al Congreso por las personas en situación de calle

Fue una iniciativa de Empresa Cooperativa de Alimento Soberano (ECAS) y de la Asociación Civil Proyecto 7. Repartieron 5 mil kilos de fruta.

15 de Junio de 2023, CABA (Ansol). –La Asociación Civil Proyecto 7 y la Empresa Cooperativa de Alimento Soberano (ECAS) realizaron por la tarde del miércoles un «frutazo» en la Plaza del Congreso, donde entregaron 5.000 kilos de fruta para las familias en situación de calle y reclamaron por la efectiva implementación de la Ley 27.654 de Situación de Calle y Familias sin Techo.

Bajo el lema «La calle no es un lugar para vivir. Implementación de la Ley 27.654 ya«, el frutazo comenzó a las 17 frente al Congreso. Además, repartieron una merienda para las familias y personas que se acercaron a buscar las frutas y verduras, con té caliente, pan, queso cremoso y dulce de batata, donado por ECAS.

Mujeres con niñas y niños, personas adultas y también jóvenes en situación de calle comenzaban a hacer fila, frente a los gazebos donde integrantes de las organizaciones preparaban las bolsas que contenían cebollas, zapallo, lechuga, berenjenas, papas, naranjas, mandarinas y manzanas.

«El lunes por la madrugada falleció un compañero en Villa Crespo, que se encontraba en la calle. No puede ser que en pleno siglo 21 en un país que tiene tres leyes vigentes para la protección y contención de gente en situación de calle no se haga nada para implementarlas y sigan repartiendo frazadas cuando eso no evita que siga muriendo gente en la calle, ni trata la gravedad de la falta de espacios de integración», señaló Horacio Ávila, referente de Proyecto 7.

Frutazo frente al Congreso por las personas en situación de calle

La iniciativa se sumó a «las acciones de reclamo de Proyecto 7 frente a la falta de implementación de la Ley Nacional 27.654», se agregó en el texto.

La Ley 27.654 de Situación de Calle y Familias sin Techo, sancionada en diciembre de 2021, tiene por objeto «garantizar integralmente y hacer operativos los derechos humanos» de las personas en esa condición.

En tanto, en la ciudad de Buenos Aires fue reglamentada en 2013 la Ley 3.706 «Protección y Garantía Integral de los Derechos de las Personas en Situación de Calle y en Riesgo a la Situación de Calle» que dispone «la formulación e implementación de políticas públicas en materia de salud, educación, vivienda, trabajo, esparcimiento y cultura elaboradas y coordinadas intersectorial y transversalmente entre los distintos organismos del Estado. Pero no se está implementando», dijo a la agencia Télam, Alejandro Barrera, coordinador del Centro de Integración Monteagudo, de Proyecto 7.

«En CABA, lo único que hicieron fue armar paradores de emergencia por el ´Operativo Frío´ para que las personas puedan dormir, pero no están abiertos las 24 horas, sino que cierran por la noche y no tienen ninguna otra asistencia. Las personas son un número más. No se preocupan por cómo están viviendo», agregó.

Con respecto, al hombre fallecido el lunes pasado, comentó: «Los compañeros duermen en los cajeros de los bancos. Es una barbaridad lo que dijo el candidato de Juntos por el Cambio, Jorge Macri. La gente no elije hacer un monoambiente en un cajero. La gente tiene la necesidad y tiene que tener, -por ley- un techo. Hay cientos de casas y de departamentos que están expropiados o abandonados y, sin embargo, las utilizan para negociados».

Frutazo frente al Congreso por las personas en situación de calle

«En Proyecto 7 tenemos cuatro Centros de Integración en los que hay alrededor de 400 compañeras y compañeros: La casa Frida, para mujeres, niñas y niños y LGTBQ; Carabobo, para adultos mayores y personas con discapacidad motriz; Monteagudo en Parque Patricios y el Che Guevara, donde tenemos una panadería y elaboramos alfajores con marca propia», precisó Barrera.

Por su parte, la presidenta de la Cooperativa ECAS, Jazmín Delmaffeo, señaló: «Nosotros venimos a poner nuestro trabajo y el alimento a disposición del conjunto. En Argentina tenemos que discutir estructuralmente un modelo integral, de producción, de acceso y de repartición de nuestras riquezas».

Otro integrante de ECAS, Juan Pablo De la Villa apuntó: «Necesitamos construir paradores aptos para familias enteras, donde no separen al varón de la mujer, donde la gente que está en situación de calle pueda entrar con un carro, con su herramienta de trabajo, con su mascota, necesitamos modernizar la propuesta, ponerle plata, ponerle cabeza, ponerle equipo de salud, equipo de atención psicológica. Entonces, no puede ser que en 2023, la única política pública a nivel nacional, y en la Ciudad, para familias en situación de calle sea entregar algo caliente y una frazada. Eso lo hacemos las organizaciones sociales. El Estado tiene que hacer cosas que transformen la matriz, construir trabajo y lugares aptos que sean funcionales para las familias».

En las sedes de ECAS se reciben donaciones de ropa, abrigos y mantas que serán entregados a Proyecto 7, que se encarga de dar asilo, comidas y de hacer un trabajo de integración con las personas que se encuentran en situación de calle.

Por otro lado, ambas organizaciones vienen realizando diversas tareas. «Una de ellas tiene que ver con generar puestos de trabajo para las personas en situación de calle en nuestros mercados, otra que comercializamos los alfajores que ellos producen en uno de los centros de integración, y las distintas acciones en la calle que venimos realizando», completó De la Villa.

Un joven en situación de calle se iba sonriendo con dos bolsas de frutas y verdura, una en cada mano: Daniel Cevin, quien se encuentra en situación de calle, dijo: «Estoy contento porque es una ayuda que uno nunca espera. Los muchachos de Proyecto 7 vienen de vez en cuando y reparten alimentos y nos viene bien porque podemos compartir con otras personas que están viviendo en la calle. Hoy me llevo dos bolsas para compartir con otros compañeros que no pudieron venir o no sabían que iba a pasar esto. Estoy en situación de calle hace tres años, estuve en algunos paradores, pero no todos son iguales. Ahora voy a ir al parador de Monteagudo de Proyecto 7, que es un lugar donde hay bastante control, donde hay psicólogos y asistentes sociales que te ayudan a conseguir trabajo también. Me llevo las verduras que vienen bien para los guisos y las sopas», concluyó.