Fernando Savore: «Debemos dar un papel importante a las PyMES y cooperativas»

Las posturas de los distintos actores del sector, ante el brutal avance del precio de aceites y fideos.

Fernando Savore: "Debemos dar un papel importante a las PyMES y cooperativas"

21 de julio de 2022, CABA (Ansol).- Durante el mes de junio, el aceite y los fideos aumentaron un 12,9%, a pesar de ser alimentos subsidiados a través de fideicomisos implementados por el exministro de economía Martín Guzmán. Esto llevó a reuniones entre los exportadores y la Secretaría de Comercio Interior.

Varios de los productos que forman parte del programa Precios Cuidados subieron inclusive más que la inflación. El mes pasado, el aceite de girasol de 1,5 litros aumentó un 12,9%, al igual que los fideos secos tipo guisero. Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC) explicó, en diálogo con ANSOL: “La industria aceitera en la salida de fábrica tiene un precio de $235 promedio, llega a una góndola de supermercado a $265. Sin embargo, cuando uno ve los valores de referencia del INDEC estamos entre $150 y $160. Lo que indica que, en todo el proceso de distribución de puntos minoristas, no supermercados, se da una indexación muy importante. “

Referido a las reuniones que se iniciaron para solucionar el problema, Idígoras detalló: “Ese es uno de los puntos que venimos trabajando con la Secretaría de Comercio porque el esfuerzo millonario que hacen los exportadores y abastecedores es para el consumidor, y no para que quede en la cadena de distribución”. Luego, declaró que el fideicomiso aplicado “no tiene sentido si no hay control en esos puntos de venta minorista porque se está haciendo un enorme esfuerzo para absorber costos, en este momento el precio del aceite de girasol salido de fabrica esta un 70% por debajo de los costos reales y un 60% por debajo de los países limítrofes. Sin embargo, cuando se traslada al consumidor final tiene un precio que esta un 20% o 30% por debajo de los precios de los países limítrofes”.

Fernando Savore, presidente de la Federación de Almaceneros de la Provincia de Buenos Aires, dio a ANSOL su punto de vista: “El aceite está subsidiado solo para los hipermercados, no para los comercios de proximidad. El agravante es que no hay en los mayoristas. Nos venden dos cajas y nosotros los ponemos en la góndola y vendemos una botella por cliente, que lo hacemos para poder abastecer a todos”.

«Nos venden dos cajas y nosotros los ponemos en la góndola y vendemos una botella por cliente, que lo hacemos para poder abastecer a todos»

Fernando Savore, presidente de la Federación de Almaceneros de la Provincia de Buenos Aires

“El trabajo del comercio de proximidad es dar la oportunidad a las empresas PyMES y cooperativas. Por ejemplo, el pan semillado de una marca grande aumentó dos veces en diez días y lo tenemos que vender a $ 720. En tanto, el pan semillado de una PyME de excelente calidad lo podemos vender a $ 280 y está rotando 4 veces más que las primeras marcas”, comparó Savore.

Como alternativa, el dirigente planteó: “Estamos convencidos de que hoy debemos dar un papel importante a las pymes y cooperativas. El tema es que estas empresas tienen un volumen que solo alcanza para la zona en que produce, digamos. Nuestra idea es armar un punto de abastecimiento por cada municipio y, con una buena App, las pymes y cooperativas podrían abastecer a todos los municipios. Y sabemos muy bien que, si una empresa de este tipo triplica la producción, triplica también los puestos de trabajo. Hemos hecho esta propuesta a las autoridades, pero no hemos tenido respuesta”, concluyó.

Desde el sector obrero, Juan Domínguez, secretario general del Sindicato Aceitero de San Luis y secretario general adjunto de la Federación de Aceiteros, manifestó: “El costo del aceite no se refleja en los salarios. Los sueldos de los trabajadores aceiteros son basados y discutidos mediante un análisis de salario mínimo vital y móvil que es lo que necesita cualquier trabajador para vivir dignamente”.

En el mismo sentido, agregó: “Los precios son fijados por los formadores de precios en sí, en un momento donde se especula y no se razona. Incluso, se limitan las cantidades por persona, lo cual no tiene que ver con las plantas envasadoras, ya que las mismas cuentan con stock y están en marcha con producción plena”.

Respecto a las soluciones al problema, el dirigente sindical expresó: “Las medidas que se deberían tomar son de un control exhaustivo de las industrias para asegurar las entregas, entablar un dialogo directo que salga incluso hasta prefijado de la industria. Tiene que haber un control, mayor cantidad de producción en el país, y parte de la discusión que se tiene que dar es el valor agregado en Argentina”.