En el interior, 6 de cada 10 personas no están conformes con sus ingresos o no perciben ninguno

El dato se desprende del último informe de la Fundación COLSECOR sobre calidad de vida en pueblos y ciudades del país. Hubo descensos en las opiniones favorables acerca de trabajo, educación y salud.

En el interior, 6 de cada 10 personas no están conformes con sus ingresos o no perciben ninguno

La Fundación COLSECOR dio a conocer los resultados de la Medición de Calidad de Vida en Pueblos y Ciudades de Argentina, un relevamiento que se realiza desde 2020, que brinda un conjunto de indicadores sobre el bienestar en la vida cotidiana y la satisfacción respecto al lugar donde habitan los entrevistados. El trabajo consistió en 70 preguntas realizadas a través de cuestionarios digitales a 1400 personas, con aperturas por cuatro tamaños de localidad, sexo, edad y nivel educativo.

En términos generales, al tomar el promedio de todas las localidades evaluadas, un 68% de los entrevistados se encuentran satisfechos con su calidad de vida, mientras que un 31% no. Los casos positivos son mucho más frecuentes en las pequeñas poblaciones, donde habitan menos de 10.000 habitantes, con un 75% de opiniones favorables.

Situación laboral e ingresos

En lo que respecta a la oferta laboral, un poco más de la mitad están insatisfechos con la que ofrecen en sus localidades, tanto en las pequeñas como en aquellas ciudades que tienen más de 100.000 habitantes, aunque hubo una pequeña baja respecto al 2021, donde casi el 60% señaló estar en descontento frente a la misma situación.

En este marco, también se evaluaron las posturas en relación a los ingresos laborales, incluyendo ganancias, sueldos y comisiones. Las opiniones negativas también lideraron las encuestas en este caso, con un 52% insatisfecho en todas las localidades en general. Además, un 8% remarcó que no tienen trabajo o no perciben ingresos, promedio que bajó en relación al año 2020, cuando un 21% de personas estaban desempleadas.

Caída en educación

En términos generales, las carreras de educación terciaria y universitaria generaron un 53% de satisfacción, aunque un dato a resaltar es la falta de este tipo de establecimientos en ciudades de menos de 10.000 habitantes: un 23% no posee educación superior donde habitan.

Hubo un descenso del 14% en la percepción de la calidad de la educación de niveles obligatorios (inicial, primario y secundario), cuando en 2020 un 73% de las personas estaban satisfechas, al corriente año los resultados arrojaron un 59% que mantienen esa opinión. Las ciudades en las que más satisfacción hay son las medianas y pequeñas, con un 66% y un 64%, respectivamente.

Salud en las pequeñas localidades

El promedio de opiniones negativas respecto a la calidad de los servicios de salud, ya sean de hospitales, clínicas o salitas, aumentó en comparación a los anteriores registros. En 2020, un 63% de las personas mostraron algún grado de satisfacción, que se convirtió en un 48% este año.

Donde más se ven estas insatisfacciones es en las medianas y pequeñas localidades, las cuales rondan entre el 55% y 60% de opiniones negativas, sobre todo en el rango etario que va de 40 a 59 años.