El Papa Francisco volvió a reunirse con asociativistas

(Ansol).- Durante la audiencia en la catedral de San Pedro de Roma, Francisco instó a la creación de nuevas empresas solidarias que promuevan «la economía de la honestidad» y que «levanten la parte más débil de la sociedad».

Además, defendió su labor social que hace que «la solidaridad sea la respuesta a la globalización» e invitó a tener «fantasía creativa para contrarrestar la cultura del descarte».

En este sentido, pidió que las empresas solidarias ayuden a los sectores marginales «especialmente pensando en los jóvenes y en tantas mujeres que necesitan entrar en el mundo del trabajo, o en los adultos que pierden el empleo, así como en las empresas recuperadas».

Finalmente, remarcó que «las verdaderas cooperativas están promovidas por personas que tienen en el corazón y en la mente solamente el bien común» y llamó a combatir las falsas cooperativas «que traicionan el nombre de éstas con fines de lucro», concluyó.