El movimiento de cartoneros exige la liberación de trece compañeros detenidos

El movimiento de cartoneros exige la liberación de trece compañeros detenidos
Compartir

Tras la represión de la policía porteña a integrantes de la Federación Argentina de Cartoneros en Parque Lezama, el sector se movilizó a la puerta del Ministerio Público Fiscal a las 12 del mediodía.

6 de mayo de 2022, CABA (Ansol).-La Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (FACCyR) y la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) convocaron a una movilización frente al Ministerio Público Fiscal a las 12 del mediodía para reclamar la liberación de las 13 personas que detuvo ayer la policía de la Ciudad durante una manifestación por las paritarias del sector. 

En diálogo con ANSOL, el secretario gremial de la Unión de la UTEP, Gildo Onorato, denunció el accionar policial frente al colectivo cartonero: “Siempre la justicia y la fuerza de seguridad son fuertes con los débiles. Los corruptos, los fugadores de plata y los ricos siempre zafan. Por eso más que nunca estamos bancando a los compañeros del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y con fuerza vamos a pedir su liberación”.

Por su parte, Ezequiel Arauz, concejal de Quilmes por el Frente de Todos y ex subsecretario de la Economía Popular en el mismo partido, detalló, en conversación con ANSOL, el estado actual del conflicto: “Desde ayer al mediodía están detenidos, durante buena parte del día no supimos su paradero, ahora fueron derivados a varias comisarías. Estuvimos movilizados en el Congreso y ahora en la Fiscalía donde se reunirá el abogado con la fiscal. Estaremos esperando en la puerta hasta que los liberen”. Dina Sanchez, secretaria general adjunta de la UTEP, también apuntó contra la respuesta policial frente a una movilización pacífica: “Los golpearon y estuvieron varias horas dentro del celular. Preocupa el nivel de violencia con el que se maneja la policía de la ciudad frente a una demanda de trabajadores y trabajadoras. Desde la UTEP acompañamos a nuestros compañeros y volvemos a decir que protestar no es un delito, es un derecho humano”.