unicred

El consumidor de frutas y verduras pagó casi cuatro veces más de lo que recibió el productor

Los productos con mayor brecha fueron el limón, la zanahoria y el zapallito, entre otros. Por qué las grandes brechas entre productor y consumidor, según los productores.

14 de noviembre de 2022, CABA (Ansol). –Los consumidores de productos agropecuarios pagaron, durante el mes de octubre, casi cuatro veces más de lo que cobraron los productores, según señala un relevamiento realizado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En promedio, quienes compraron pagaron $ 3,7 por cada $ 1 que recibieron los productores de los 24 agroalimentos que componen la canasta del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) elaborado por el sector de Economías Regionales de la CAME.

El sector que demostró mayores diferencias fue el frutihortícola, donde los precios de las 19 frutas y verduras incluidas en la canasta IPOD se multiplicaron por 5,4. Los que registraron mayor brecha entre origen y destino fueron: limón (+20,5 veces), zanahoria (+14), zapallito (+10,9), naranja (+8,3), y el morrón (+7,7).

El coordinador nacional de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), Agustín Suárez, explicó a ANSOL este fenómeno: «Tanto el zapallito como el morrón son dos productos de primicia, entonces, al productor se le paga un dinero y, justamente como no hay en el mercado, se da un proceso de especulación y como es tan larga la cadena, la especulación y la distorsión, el precio va aumentando».

«Seguramente, el zapallito en 15 días más va a empezar a valer mucho menos, imagínate lo que se le va a pagar al productor, nada. Las cadenas y los circuitos son largos, las distorsiones muchas, la especulación también, y por eso hace que lleguen estos precios a la góndola«, agregó Suárez.

Respecto al morrón, el coordinador de la UTT detalló: «Tienen su precio, pero va a bajar, porque va cambiando el circuito de producción por distintas provincias del país. Cuando empieza a producirse en Buenos Aires, como se acorta la logística al principio vale, porque es primicia, y cuando empieza a aumentar la producción ya baja mucho el precio».

En el caso de la gran brecha del limón, se adjudicó a «un exceso de oferta en la provincia de Salta y un aumento del 24% en góndola», según el informe de CAME. Además, los productos que arrojaron menor variación fueron los huevos (2,3) y el pollo (2,4).

En el caso de la canasta ganadera, el comportamiento de los precios en los 5 productos y subproductos que la integran implicó que el consumidor abonó 3,1 veces más de lo que recibió el productor.