Cooperativas de Tornquist piden a Kicillof obras para mejorar el sistema energético

Cooperativas de Tornquist piden a Kicillof obras para mejorar el sistema energético

Aseguran que la subestación que abastece de energía les quedó chica y que necesitan una ampliación.

Cooperativas eléctricas del municipio de Tornquist, ubicado al suroeste de la Provincia de Buenos Aires, elevaron un pedido al gobernador Axel Kicillof para avanzar en una obra que mejore las condiciones eléctricas de la ciudad.

En diálogo con ANSOL, Alberto Rubio, presidente del consejo de administración de la Cooperativa Eléctrica de Tornquist (CELT), detalló la situación: “Es un proyecto de ampliación de la subestación de 15 megas, de la cual se abastecen 3 cooperativas. Esta subestación quedó chica en función de las necesidades y de los pedidos de mayores conexiones, en pos de proyectos turísticos y productivos”.

La iniciativa que data del año 2014 fue acercada al gobernador Kicillof y a su Jefe de Asesores Carlos Bianco durante una visita de los funcionarios a Sierra de La Ventana y asumieron el compromiso de trabajar en la causa en articulación con la dirección provincial de Energía.

“La situación es manejable, lo que pasa es que en periodos de mucho calor o frío se requiere mucha más potencia y carga. Ese es el problema que tenemos las cooperativas. Este proyecto energético cruza transversalmente a todas las actividades y es imperioso que pueda llegar a buen término y que se pueda realizar por la necesidad de la comarca”, afirmó Alberto Rubio.

La ampliación de la subestación será para mejorar las condiciones turísticas y de las zonas rurales que se dedican a la producción, al mismo tiempo que garantiza mejoras en las conexiones para la totalidad del municipio de Tornquist.

“Tenemos varios desarrollos turísticos y de loteos rurales que necesitan mucha más energía que un lugar urbanizado porque no poseen gas natural. Entonces todos los servicios son eléctricos”, explicó Rubio.

La inversión sería de alrededor de 550 millones de pesos, y desde las cooperativas reconocen que es “costosa”, pero que se requiere.