unicred

Una cooperativa es más eficiente que un patrullero

Columna de opinión.

Por Alexandre Roig

Presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES)

El apoyo del INAES a la diplomatura otorgada a la cooperativa Liberté (primera diplomatura universitaria de habla hispana creada por presos) tiene varias dimensiones. Por un lado, más en términos personales, hace muchos años que trabajo en cárceles; colaboré con la creación de un centro universitario en la Unidad 48 de San Martín y vengo siguiendo el tema hace tiempo. Me interesa en particular el tema de la falta de educación y del trabajo en cárceles. Por otra parte, que nace de la anterior, desde el INAES tenemos muy claro que, si no es a través de un proceso cooperativo, es muy difícil -para no decir imposible- que los liberados puedan conseguir trabajo. De la misma forma, dentro de la cárcel también se pueden organizar formas de trabajo que permitan ir construyendo condiciones de autonomía.

En ese sentido, la cooperativa es la forma ideal para garantizar de trabajo adentro de la cárcel y afuera, una vez que la persona salió en libertad.

Nuestra experiencia da cuenta de que la mejor forma de evitar la reincidencia es, claramente, el trabajo y la educación; pero sobre todo la existencia de un colectivo. Es muy importante en la vida en libertad poder trabajar y desempeñarse en el marco de un colectivo y eso la cooperativa te lo garantiza. La pertenencia a un colectivo que te da el formato cooperativo es la variable clave. He conocido liberados que han estudiado en la cárcel y que han vuelto a caer; liberados que tenían trabajo y que han vuelto a caer. Pero los que están los procesos cooperativos son los que tienen los procesos más firmes y más potentes.

Promovimos a la creación de la mutual Mario Cafiero -en homenaje a nuestro querido compañero-, que nuclea gran parte de los servicios que necesitan las personas que salen libertad y hay muchísimas cooperativas que se fueron armando en distintos lugares del país. Algunas con trayectorias notables en términos de eficiencia, de trabajo, de seriedad, de compromiso. Es una política muy potente en muchos lugares del país.

En el caso de Liberté en particular es interesante porque funciona dentro del penal. Organiza parte del servicio gastronómico en Batán. Son modelos que, si se lo generaliza, sería muy potente para el sistema penitenciario, para dar alternativas a las personas y también es una política de seguridad. En tiempos donde imperan los discursos de mano dura, es importante saber que una cooperativa es mucho más barata y más eficiente que un patrullero. Cerca del 40 por ciento el delito tiene que ver con la reincidencia; entonces, si se baja la reincidencia, se baja muchísimo el delito. Y la mejor forma de bajar la reincidencia es generar trabajo, educación y, sobre todo, colectivos; en otras palabras, el cooperativismo es una mejor política de seguridad.

Una cooperativa es más eficiente que un patrullero