unicred

Cooperar: el rol del cooperativismo en la producción de alimentos

(Ansol).- El presidente de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar), Ariel Guarco, publicó un artículo en el que llama a repensar los modelos de producción y distribución de alimentos con el objetivo de lograr un mayor acceso a ellos, acabar con la enorme brecha que hay en el consumo entre los más ricos y pobres, y ubicó a la economía social como base para este cambio.

Titulada Democratizar el sistema agroalimentario, la nota discurre a través del análisis de distintas puntos que tocan a la producción de los bienes básicos de consumo, y el rol que juegan el capital concentrado y los grandes propietarios de tierra en el actual sistema desigual de consumo de alimentos.

“Las cooperativas, a partir de su experiencia en la defensa del productor, del consumidor y del trabajador pueden canalizar parte de toda la energía de la sociedad civil que estos objetivos requieren y promover la democratización del sistema agroalimentario como requisito para alcanzar la seguridad alimentaria y proteger al ambiente”, señaló el presidente de Cooperar en la nota.

En este sentido, se rechaza el modelo extractivista, basada en la superexplotación del suelo por medio del monocultivo, generalmente de productos transgénicos con la utilización de fertilizantes químicos y herbicidas a gran escala, con el subsecuente daño a las comunidades y del suelo, proponiendo como alternativa la soberanía alimentaria, basada en la producción de alimentos según las características medioambientales, culturales y sociales, con la participación colectiva y consciente de las sociedades.

En este sentido, la democratización en el acceso a los alimentos y a la forma de producirlos, tendrían un fuerte papel las cooperativas agrícolas y de consumo, con una rica historia desde el siglo XIX, y que tienen gran arraigo tanto a nivel nacional como internacional.

“Nuestra generación tiene la responsabilidad de construir un sistema que garantice alimentos sanos y nutritivos para todos. Y esta responsabilidad no puede ser delegada en un sector económico y mucho menos en las empresas de la economía concentrada. La respuesta está en mayor densidad democrática, en más empresas que representen los intereses y las necesidades de cada uno de nosotros”, concluyó Guarco en su artículo.