unicred

Coninagro publicó su Semáforo de Economías Regionales de noviembre: perdedores y ganadores del penúltimo mes de 2023

Apenas el maní y la yerba mate muestran signos positivos. La sequía y los cambios en las condiciones macroeconómicas explican buena parte de los malos resultados.

29 de diciembre de 2023, CABA (Ansol) – Coninagro publicó la nueva edición de su tradicional Semáforo de Economías Regionales, informe con el cual analiza el estado de la producción agrícola ganadera de Argentina mes a mes. En la edición de noviembre de 2023, solo el maní y la yerba mate mostraron signos de crecimiento.

El Semáforo de Coninagro muestra los mismos valores que el mes anterior. Sin embargo, un punto importante que resaltan es que este es el último informe pre-devaluación.

«En los próximos meses comenzará a verse los efectos tanto en los costos, en los ingresos y en los mercados de referencia. Los datos de este informe corresponden al relevamiento del mes de noviembre, e indican que los volúmenes de producción y la superficie o stock estimada es menor que la campaña anterior en 10 actividades, aún no se ha superado el efecto de la sequía», puntualizan.

Las subas de costos de producción por encima de la inflación se observan sólo en ocho actividades. «Pero la cuenta a pagar también se hace más grande», señalan desde Coninagro, ya que los costos se mueven por encima de la variación interanual de los precios en diez actividades.

Las economías regionales que perdieron

Coninagro publicó su Semáforo de Economías Regionales de noviembre: perdedores y ganadores del penúltimo mes de 2023

Algodón, miel, vino y mosto, granos y leche muestran para el relevamientos una situación concreta de crisis, algo que viene registrándose a lo largo de 2023. Mercado estancado, sequía y costos altos son las principales razones para estos sectores.

Saliendo de las urgencias pero todavía sin certezas a futuro están las actividades que el Semáforo define como con signos de crisis. Allí figuran arroz, aves, cítricos dulces, forestal, mandioca, ovinos y tabaco.

Por último, bajo el signo de la advertencia se hallan los sectores productivos de bovinos, hortalizas, papa, peras y manzanas y porcinos.

La recuperación del maní, en foco

La producción de maní se realiza en el centro del país, con foco en la provincia de Córdoba, se siembra en primavera y se cosecha en otoño. Por la importancia del proceso post-cosecha en la generación de valor, cuenta con participación de cooperativas.

Su cuenca productiva está integrada por una cámara representativa y un clúster manisero: se trata de vínculos estrechos de innovación junto a universidades, INTA y empresas de desarrollos bio-tecnológicos. Según reseñan desde Coninagro, ha habido un esfuerzo conjunto de impulso de esta actividad en los últimos años, con foco en las buenas prácticas y el cuidado del suelo.

El maní es un cultivo que requiere inversiones en tecnología con valores en dólares que no se pueden posponer. Los alquileres de componentes de la producción, a su vez, tienen valores superiores a otros cultivos.

El maní se exporta (más del 90%) en forma de grano para consumo directo o industrializado (aceite, harina, pasta), atravesando procesos de limpieza, descascarado y clasificación. No es un grano que pueda almacenarse durante años, y la comercialización se gestiona a la par del cultivo. Recientemente la cadena estuvo afectada por la sequía, por lo que la campaña anterior dejó escasa producción.

Los precios del maní, principal variable de los ingresos de los productores, se determinan
internacionalmente, con grandes caídas en la post-pandemia y estacionalidad en la cosecha argentina. Variaciones en el tipo de cambio y de las alícuotas a los derechos de exportación se traducen en forma directa a los precios, por ello la preocupación en el sector ante los recientes anuncios.

«Esta cadena», argumentan desde Coninagro», «en caso de contar con un 15% de derechos de exportación, como se ha anunciado, pese a ser una economía regional, se espera que genere rentabilidad negativa adicional en toda la cadena, justo a mitad de la campaña».