unicred

Con la ESS como principal eje, se realizó el IV Congreso Europeo Contra la Pobreza y la Exclusión Social

Tuvo lugar en Oviedo, España, donde participaron 150 personas con el objetivo de analizar los necesarios aportes de la economía social y de las empresas de inserción en la lucha contra la pobreza.

26 de septiembre del 2019 (Ansol) – La economía social y solidaria (ESS) fue la protagonista del IV Congreso Europeo contra la Pobreza y la Exclusión Social organizado este 20 de septiembre en España por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español (EAPN-ES), en colaboración con su red territorial EAPN Asturias.

Fuentes oficiales del evento informaron que han participado más de 150 personas que buscaron analizar medidas que mejoren las legislaciones europeas, estatales y autonómicas en materia de lucha contra la pobreza y la exclusión social. En esta edición se ha abordado el caso concreto de la economía social como vector imprescindible en la transición verde y en la lucha contra las desigualdades derivadas del actual modelo de producción.

En la inauguración del Congreso han participado Melania Álvarez, consejera de Derechos Sociales y Bienestar del Gobierno del Principado de Asturias; Daniel Tarrío, concejal delegado de Servicios Básicos del Ayuntamiento de Oviedo; Katarina Ivankovic Knezevic, directora de Asuntos Sociales e Inclusión de la DG de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea; Elena Rúa, presidenta de EAPN Asturias; y Carlos Susías, presidente de EAPN-ES y EAPN Europa.

Con la ESS como principal eje, se realizó el IV Congreso Europeo Contra la Pobreza y la Exclusión Social

En su intervención, Knezevic analizó los avances sobre la recomendación del Consejo de la UE sobre rentas mínimas, dentro de la estrategia europea de defensa de los derechos sociales, señalando en este aspecto que «la economía social tiene un papel importante para mejorar las vías de inclusión social y erradicación de la pobreza».

Por su parte, Carlos Susías ha recordado la problemática estructural que supone la pobreza, y la necesidad de reforzar la economía social y la estrategia impulsada frente a la pandemia de COVID-19 que, según el XII Informe sobre el Estado de la Pobreza de EAPN-ES, evitó que un millón y medio de personas entrara en situación de pobreza o exclusión.

La economía social está pensada para las personas y es por tanto una salida natural a la erradicación de la pobreza. Nos brinda una gran oportunidad para acabar con las desigualdades e impulsar una transición ecológica justa”, apuntaba el presidente de EAPN-ES.

Uno de los puntos centrales del Congreso fue la ponencia marco ‘Economía Social: desarrollo y progreso social para Europa’, impartida por Juan Antonio Pedreño, presidente de la Confederación Española de Empresas de Economía Social (CEPES) y del Social Economy Europe.

Con la ESS como principal eje, se realizó el IV Congreso Europeo Contra la Pobreza y la Exclusión Social

Pedreño hizo un análisis de las estrategias planteadas a nivel nacional e internacional, en el marco de la Estrategia Española de Economía Social 2023-2027 aprobada el pasado mes de abril, y que tiene por delante eliminar los obstáculos que afronta este sector, pese a constituir el 10 % del PIB y generar 2,2 millones de empleos directos e indirectos, según los datos que maneja CEPES.

El presidente de CEPES ha enumerado los restos en materia de economía social y la necesidad de que sean atendidos en el marco de la presidencia Española de la UE. Entre ellos destacó el reconocimiento del papel de la economía social en la economía estatal con presupuesto suficiente, la coordinación entre los diferentes niveles de la administración local, regional, estatal y europea, y la importancia de crecer para estar en la toma de decisión de las políticas públicas.

En todo el mundo, todas las instituciones están apoyando que haya medidas a favor de la economía social, y esto va a permitir hacer políticas públicas”, señalaba Pedreño, y concluyó que “España ha marcado el paso de reconocimiento de la economía social en Europa y en el mundo. Fue la primera ley y somos el único país que tenemos una estrategia a nivel estatal. Tenemos instrumentos, pero el sector tiene que ser consciente de la presión que tiene que ejercer para que estos instrumentos se pongan a funcionar”.

Luego, se realizó el panel «Inclusión y empleo en territorios sostenibles», donde se destacó el papel de las empresas de inserción en la erradicación de la pobreza, especialmente con la contratación de colectivos en situación más vulnerable, favoreciendo así el retorno económico a las Administraciones y el ahorro en gasto social. En esta mesa han intervenido María Canal, consejera económica de la Representación de la Comisión Europea en España; Patrizia Bussi, directora del European Network of Social Integration Enterprise (ENSIE); y Adoración Mozas, presidenta del CIRIEC-España.

Por último, la jornada cerró con el panel de experiencias «Economía Social frente a las desigualdades», con las intervenciones de Iris Martín, representante de la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (AERESS), Ruperto Iglesias, presidente de la Agrupación de Sociedades Asturianas de Trabajo Asociado y Economía Social (ASATA), y Mar González, representante de la Federación de Asociaciones Empresariales de Empresas de Inserción (FAEDEI).

Esta IV edición del Congreso era de especial relevancia para EAPN-ES, ya que se celebró en el contexto de la Presidencia Española del Consejo de la Unión Europea, un hito fundamental para poner en el centro de la agenda política europea los retos sociales, así como avanzar en las estrategias y medidas de contención tomadas en los últimos años contra las consecuencias de la pandemia, los efectos de la guerra en Ucrania y de la crisis inflacionaria.

En este sentido, los organizadores pidieron «no olvidar que las tasas de pobreza y exclusión social en Europa son altas y constantes, que deben abordarse con urgencia y de forma estructural a todos los niveles». Según los datos de Eurostat, en 2022, 95’3 millones de personas en la UE estaban en riesgo de pobreza o exclusión social, el 21,6 % de la población, siendo España el cuarto país con mayor tasa de pobreza y exclusión (26 %), solo por detrás de Rumanía (34,4 %), Bulgaria (32,2 %) y Grecia (26,3 %).

El IV Congreso forma parte del Foro Anual Europeo contra la Pobreza, la Desigualdad y la Exclusión Social: Cohesión Social y Protección de los Derechos impulsado por EAPN-ES. Tiene como objetivo promover un análisis de las políticas europeas en materia de inclusión social y reducción de la pobreza, brindando un espacio de debate sobre su adaptación al ámbito nacional, autonómico y local.