unicred

La CNCT rechaza las medidas de Milei contra las cooperativas

La CNCT, que nuclea a miles de cooperativas en todo el país, acusó al Gobierno de ostentar una "comunicación mentirosa", con el manejo "tramposo de datos".

(Ansol).- Tras el anuncio del vocero presidencial, Manuel Adorni, la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT) expresó su repudio a la decisión de dar de baja 11 mil cooperativas, al considerarla «totalmente arbitraria, injusta y que reviste de un desconocimiento profundo del sector«.

A través de un comunicado, la CNCT expresó que la noticia «no es sorprendente» en un gobierno que «se propuso un ajuste fiscal y monetario que aniquila la economía productiva, al bienestar de la población y a los ingresos de los trabajadores».

En el mismo sentido, apuntaron que tampoco sorprende «la comunicación mentirosa, con el manejo tramposo de datos, omisiones y cifras, ni la falta de interés por la suerte que corran los sectores más desprotegidos de la sociedad».

El Gobierno anunció que se va a depurar el padrón de cooperativas, suspendiendo la operatoria a las creadas entre los años 2020 y 2022, inspeccionar 4.500 cooperativas creadas en 2023 y retirar la autorización a 11.000 que habían sido creadas hasta el 2019.

El vocero presidencial esgrimió argumentos como irregularidades, falta de presentación de balances, utilización de un mismo domicilio, de una misma dirección de correo electrónico o repetición de asociados.

«Esta decisión desconoce por completo qué es una cooperativa y se suma a la demonización de las mismas que se viene haciendo del sector desde distintos medios, asociándolas con vagancia y corrupción», planteó el comunicado y agregó: «Las cooperativas de trabajo son una unión voluntaria de personas para llevar adelante un proyecto productivo o de prestación de servicios, tanto al sector privado como al público«.

La CNCT, sobre el apoyo estatal a cooperativas

La CNCT aclaró que el apoyo que han recibido las cooperativas de los distintos Gobiernos «es la oportunidad de poder participar en la demanda pública en diversos sectores, tal como lo hacen infinidad de empresas comerciales«.

Las ayudas monetarias de emergencia que el Estado ha proporcionado a los sectores de desempleados con mayor necesidad «son generalmente individuales a cada persona y solamente involucran a la cooperativa en los apoyos individuales complementarios a un emprendimiento productivo».

Con respecto a subsidios que pudieron ser aplicados incorrectamente, «son casos que deben ser investigados y eventualmente castigados por el organismo de contralor, INAES, pero aplicando la legislación y reglamentos vigentes, no agitando fantasmas y prejuicios contra los más humildes«.

La CNCT, como organización federal representante de miles de cooperativas que han proporcionado trabajo y dignidad a los asociados, «ha propiciado que sus cooperativas sean genuinas y cumplan con los requisitos legales, pero con el objetivo de llevar adelante emprendimientos».

Por esa razón, «rechazamos la medida dispuesta por el gobierno y llamamos a su reconsideración, revalorizando el rol que han demostrado las cooperativas de trabajo en la organización de los trabajadores para gestionar empresas y generar empleo».