Biblioteca popular pide que se investiguen los saqueos que sufrió en la última dictadura

(Ansol).- Según explicaron en un comunicado de prensa, el 24 de febrero de 1977 mediante la resolución 0492/77 «se decretó la intervención de la entidad con la excusa de los problemas económicos de la misma».

De ese modo, desde la Biblioteca Popular Constancio C. Vigil de Rosario denunciaron que miembros de las Fuerzas Armadas (Marina y Ejército), de la Policía y personal civil de Inteligencia, además de un grupo de civiles (contadores y abogados), montaron un «complejo plan para saquear a Vigil».

Y aseguraron que el proceso de liquidación fue completado gracias «la complicidad del INAM, del Gobierno de la Provincia de Santa Fe y el Poder Judicial, quienes permitieron que este se extendiera durante 30 años, cometiendo una infinidad de delitos, perjudicando a acreedores y socios».

«Como es de público conocimiento, la intervención cívico militar produjo el desguace de los bienes de Vigil y el desmantelamiento de su proyecto cultural, popular y emancipadora que fuera señero en nuestra ciudad y en la región», notificaron.

Verdad y justicia

«Al día de hoy, luego de la recuperación de parte de sus instalaciones, desde la Comisión Directiva, impulsamos la investigación de los delitos contra la vida cometidos contra sus miembros y los económicos que destruyeron su patrimonio, entendiendo que el conjunto y articulación de estos delitos, constituyen la figura de genocidio», finalizaron.

La biblioteca se conformó en 1958 pero sufrió el embate del gobierno terrorista en 1977, y desde hace dos años -y tras la intervención del Inaes- comenzó la inscripción de sus primeros socios.