Avanza la asignación de la licencia para la radio comunitaria La Ranchada

(Ansol.)- Además, ese organismo destacó mediante la Resolución 123 que la Radio Comunitaria La Ranchada (FM 103.9, de Córdoba) difunde acciones de los sectores populares y fomenta el fortalecimiento de los procesos organizativos de las villas y los barrios de Córdoba.
A mediados de octubre, la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual dictó resolución a favor de esa emisora, que pertenece a la Asociación Mutual Carlos Mugica.
El organismo le recomendó a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) que garantice la continuidad de la explotación de esa emisora, regularizando así el estatus legal y la operatividad de sus servicios hasta tanto finalice el proceso de asignación del espectro, tal como prevé la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.
«Queremos compartir nuestra alegría por el dictado de la Resolución 123 que da respuesta a la solicitud que hemos realizado desde la radio, ante nuestra preocupación por la falta de licencia en la que aún nos encontramos», expuso el presidente de la Mutual Mugica, Marco Galán, quien también comentó que la acción contó con el asesoramiento legal de Miguel Julio Rodríguez Villafañe.
Más que una radio
La Ranchada es considerada una herramienta social: trasmite desde 1989 por iniciativa de la Mutual Carlos Mugica, dándole la voz a los vecinos de barrios vulnerables cordobeses de localidades de La Calera, Toledo, Mendiolaza, Villa Allende, Malvinas Argentinas y Juárez Celman, quienes están ausentes en los medios masivos de comunicación.
Además, cuenta con ocho cabinas móviles ubicadas en los barrios de la zona del Gran Córdoba para que los vecinos comuniquen y debatan sobre problemáticas de su comunidad, rompiendo con la estigmatización de las villas.
En ese sentido, el propio titular de Afsca, Martín Sabatella, señaló que La Ranchada «es una fiel muestra del verdadero sentir de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, ya que permite a los sectores históricamente invisibilizados contar día a día lo que les pasa, sus culturas, sus tradiciones, y hacerlo con su propio acento y sus propias tonadas».