unicred

El Gobierno aplazó el aumento de las tarifas: FACE advierte que posterga un 6% de inflación

Desde la Federación de Cooperativas Eléctricas advirtieron que solo la luz iba a implicar un 3% de la inflación de mayo. El Gobierno se sigue endeudando con las distribuidoras de energía.

(ANSOL).- El Ministerio de Economía que comanda Luis Caputo decidió aplazar los aumentos previstos para mayo en las tarifas de luz, gas, combustibles y boletos de colectivos, con el fin de evitar que la inflación siga escalando, en contexto de licuación de salarios, jubilaciones y pensiones.

Distintas son las explicaciones de por qué el Gobierno de Javier Milei -que se jactaba de tener las cuentas en orden, a cualquier precio- decidió aplicar un freno en otro ajuste que se venía. Desde Economía, dijeron que los resultados de estos primeros casi cinco meses de mandato permiten relajar el ritmo del fuerte ajuste inicial. Otros sostienen que se dieron cuenta de que gran parte de la población ya no aguanta los aumentos.

Así lo creen, por ejemplo, en la Federación Argentina de Cooperativas Eléctricas y Otros Servicios Públicos (FACE). En diálogo con este medio, desde la entidad que nuclea a las cooperativas de distribución eléctrica afirmaron: «En el Gobierno, vieron que no había lugar para otro aumento, que están empujando y no había lugar«.

tarifas

Tarifas caras y suba de inflación

Desde FACE, explicaron que «a partir del 1° de mayo iba a haber un aumento de la energía de compra; o sea, la energía que compramos las distribuidoras al mismo precio». Para este mes, «iba a regir un aumento más o menos del 70% en la compra, que podría más o menos redundar en un 30% en la factura final que le llegue a cada usuario«, lo cual a su vez redundaría en un «3% o 4% de la inflación del mes de mayo«.

Ahora, también alertaron que «si le suma el aumento que iba a haber en el gas y el transporte, se llegaba más o menos a un 6% de ajuste por inflación, solo en esas tres cosas«. Todo este combo va en perjuicio del discurso oficialista que pretende instalar que el país tiene ya una inflación de un dígito.

«A abril y mayo tenía que sumarse el cobro por la inflación del valor agregado de distribución (VAD); es decir, los gastos de las distribuidoras, que podía incidir en un 5% más en las boletas». Así las cosas, el Gobierno postergó los dos ajustes; «por lo tanto, le están debiendo a todas las distribuidoras provinciales que no pudieron ajustar en función de la inflación«.

Vale recordar que José Álvarez, titular de FACE, había expresado en la CLERTIC de Río Tercero: «Estamos en situación crítica como la mayoría de los sectores productivos y energéticos, a raíz del freno de la economía, que a la vez es producto de las medidas de recorte fiscal para desacelerar la inflación y llegar al déficit cero».

Según el presidente de FACE, «la situación actual es que el Gobierno Nacional está logrando su objetivo macroeconómico, que es un reclamo social traducido en bajar la inflación, que aún sigue ahogándonos». Pero «también se nota ahora la necesidad cada vez más urgente de medidas para reactivar la economía del país y de las regiones para superar la recesión generada».