Asociativistas también se plantaron contra la violencia machista

(Ansol).- «Siempre es movilizante encontrarnos con tantas expectativas de cambio, porque hay mucho por cambiar todavía. Es triste saber que mientras estábamos marchando nos mataban a dos mujeres más, y la lamentable noticia de la muerte de Diana Sacayan ayer», expresó la presidenta de la Cooperativa Estilo Diversa LGBT, Soledad Gómez.
Integrantes de la Red Textil Cooperativa (RTC) y de la Red Colmena participaron del Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) que reunió a 65 mil participantes entre el 10 y el 12 de octubre.
Desde Red Colmena, espacio aglutina a más de 30 cooperativas dedicadas a la comunicación, señalaron que el Encuentro «evidenció que la organización permitirá ir contra los patrones patriarcales y las violencias sexistas» y destacaron que la amplia participación «conmovió» además de dar cuenta de que cada vez son más quienes luchan «por una sociedad verdaderamente justa».
«Violencia también es que las comunicadoras seamos muchas en las redacciones pero pocas o ninguna en los puestos en donde se toman las decisiones», ejemplificaron al ser consultadas por Ansol.
Represión en el ENM
Sobre el ataque que las participantes sufrieron durante el Encuentro, Adriana Carrizo, de la Cooperativa JAC, analizó que «más allá de los incidentes y violencia de parte de la policía, siempre es una buena noticia reencontrarnos».
«Estar allí y ver tantos rostros de mujeres, ver que nos abrazamos en la lucha. Llevo 20 años marchando y cada año me emociona más», agregó.
Crimen de odio
La referente del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (M.A.L.) Diana Sacayán fue encontrada asesinada ayer al mediodía.
Sacayán fue una activista trans que, entre sus múltiples conquistas, consiguió en septiembre pasado que se sancionara en la Legislatura bonaerense la Ley de Cupo laboral para ese colectivo que asegura un porcentaje de puestos laborales para trans, travestis y transgéneros en la administración pública provincial.
Además, la referente, quien formaba parte de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays y Bisexuales (ILGA), logró que el Ministerio de Salud bonaerense emitiera una resolución para que se les respete la identidad autopercibida a las personas travestis o transexuales en los hospitales de la provincia.