Se trata de Selius, una entidad dedicada a la electromecánica. “El principal objetivo es contribuir a la sustentabilidad ambiental y brindarle una mayor calidad de vida a la comunidad”, aseguró Fernando Einar Gómez, su presidente. 

27 de julio de 2021, CABA (Ansol).- La cooperativa riojana Selius está en proceso de diseño y ejecución de su nueva iniciativa de distribución a partir de energía renovable. “El proyecto se centra en la eficiencia energética. A partir de cálculos y diseños, trabajamos con tecnología que genere energía eléctrica y térmica a partir de energías renovables, eólica y solar principalmente”, explicó en diálogo con ANSOL Fernando Einar Gómez, presidente de la cooperativa.

Valeria Leiva, del área de proyectos cooperativos de La Base, que acompañó a Selius durante la planificación del proyecto, explicó en conversación con ANSOL que algunas de las expectativas generadas son «la diversificación de las actividades de la cooperativa, la generación de empleo de calidad y contribución al desarrollo tecnológico de la provincia con energías limpias y  amigables con el medioambiente”.

El presidente de la cooperativa ejemplificó algunos de los beneficios del proyecto: “Al proveer un servicio que permita bajar los niveles de contaminación, aplicando un tipo de tecnología que aporte calidad de vida a la comunidad, se generarían ambientes más frescos o más cálidos según el clima y sin energías extras. Además sería posible el acceso a agua caliente o refrigeración con el uso de energía térmica solar y se lograría la generación de energía eléctrica en lugares sin posibilidad de conexión al Sistema Interconectado Nacional (SIN)”.

El plan de trabajo

El proyecto, que actualmente figura en la etapa de diseño y ejecución parcial, está estructurado en tres etapas: la primera dura seis meses y es de visibilización, e incluye campañas de difusión y capacitaciones sobre eficiencia energética; la segunda etapa corresponde al diseño y provisión de los equipamientos necesarios para lograr la eficiencia buscada y tiene una duración de 18 meses; por último, está la etapa de fabricación, que dura 36 meses y consta de la construcción de los equipos necesarios para poner en marcha el proyecto. 

Leiva detalló las cinco áreas de inversión que requiere el proyecto: infraestructura; logística que incluye equipamiento y herramientas; insumos (disponibilidad de equipos de energía como paneles o termotanques solares); capacitación interna en la cooperativa, y difusión de los servicios prestados por la entidad.

En relación con la ayuda brindada por La Base, Leiva explicó: “Acompañamos en el desarrollo de la primera etapa con un crédito de 500 mil pesos, destinado a la adecuación de la infraestructura del espacio de trabajo. Esta iniciativa demuestra para nosotras que las cooperativas pueden contribuir al desarrollo local, generando un impacto social y ambiental. La idea es continuar durante un año con una asistencia técnica en el resto de las etapas”. 

El proyecto encabezado por Selius está respaldado y motivado por la Ley 27.424 de Régimen de Generación Distribuida, una normativa nacional que busca fomentar la generación de una red nacional de distribución de energía eléctrica de origen renovable.

Permitida su reproducción total y/o parcial, citando debidamente la fuente. 

dl

Editor Ansol

Ver todos los posts

¡SUSCRIBITE A NUESTRO BOLETÍN!

¿Escuchaste el
Micro Radial
de Ansol?

Disponible en:

  • Spotify Podcasts
  • SoundCloud